Tussam aumenta un 80% la oferta en festivos de Semana Santa y Lipasam pone en marcha un operativo con 758 trabajadores

Publicado 12/04/2019 14:35:55CET

SEVILLA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las empresas municipales de transporte y limpieza, Tussam y Lipasam, y también la empresa metropolitana de aguas, Emasesa, reforzarán sus servicios con motivo del dispositivo especial para la Semana Santa de 2019.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Sevilla detalla que Tussam aumenta la oferta, como media, un 20 por ciento llegando hasta el 80 por ciento en el caso de los días festivos; mientras que Lipasam pone en marcha un operativo conformado por 758 trabajadores, 300 de ellos contratados para tal evento, y 278 vehículos. Además, Emasesa ha desplegado antes de Semana Santa una campaña de inspección en 640 calles y plazas y de limpieza de 4.883 imbornales y sus acometidas.

Estas empresas forman parte del dispositivo especial de Semana Santa coordinado desde el Cecop y que este viernes ha realizado su primera reunión de trabajo por la activación del plan especial para las hermandades de vísperas, así como los últimos preparativos del Domingo de Ramos. Este dispositivo está conformado por todos los servicios municipales, cuerpos y fuerzas de seguridad, Cruz Roja, Protección Civil, 112, Bomberos, Junta de Andalucía, Subdelegación del Gobierno, Confederación de Empresarios de Sevilla y el Consejo de Hermandades.

Así, Tussam, para garantizar la accesibilidad del centro, al que se desplaza gran cantidad de personas, eleva la oferta de las líneas radiales, sobre todo a primera y última hora de la tarde. En términos globales, la oferta de transporte público sube un 20 por ciento respecto de una semana normal, mientras que los festivos crece entre el 40 por ciento del Viernes Santo y el 80 por ciento del Domingo de Ramos con relación a un festivo normal.

Concretamente, el Domingo de Ramos cuenta con un máximo de 315 coches en el periodo punta, triplicando casi los habituales de un día festivo. Este aumento se concentra en las líneas radiales, las más importantes con frecuencias de paso de entre cuatro y seis minutos.

En laborables y el Sábado Santo, la oferta global sube ligeramente, con una pequeña reducción en el periodo de mañana y un aumento de 75 y 140 vehículos a primera y última hora de la tarde, respectivamente.

El Jueves Santo y el Viernes Santo se incrementa la oferta un 52 y un 40 por ciento respecto a un festivo normal, con subidas fundamentalmente en las radiales de entre el 50 y el cien por cien según el periodo horario. Además, del Jueves al Viernes Santo no se interrumpe el servicio de Tussam.

Por otro lado, desde el día 10 de abril se han cambiado líneas como las 13 y 14, con terminal en Plaza del Duque que se trasladan a la Alameda de Hércules, o las 27 y 32, con terminal en Plaza del Duque que se trasladan a Ponce de León.

A partir de las 14,00 horas de Domingo de Ramos a Sábado Santo, las situadas en Ponce de León pasan a Puerta Osario --el Viernes Santo durante todo el día--; las líneas 40, 41 y 43 trasladan su terminal de la Plaza de la Magdalena y calle San Pablo a la calle Marqués de Paradas y el Metrocentro establece su terminal en Archivo de Indias, con afecciones puntuales por el paso de las cofradías.

HORARIOS Y SERVICIO NOCTURNO

Las jornadas de Lunes, Martes y Miércoles Santo el horario de comienzo del servicio será a las 6,00 y el resto de los días a las 7,00 horas. Asimismo, la finalización del servicio diurno en la mayoría de las líneas radiales será entre las 1,00 y la 1,15 horas, 15 minutos respecto a años anteriores. En la Madrugada del Viernes Santo, se mantiene el servicio de manera ininterrumpida durante toda la noche.

Respecto al servicio nocturno, además de reforzar la oferta, el Domingo de Ramos, Lunes y Martes Santo se amplía el horario en una hora. Las últimas salidas desde el Prado serán a las 3,00 horas. Durante el Miércoles, Viernes y Sábado Santo, las últimas salidas serán a las 5,00 horas como es habitual en las vísperas de festivos.

Por otra parte, Lipasam dispondrá de un servicio especial de 278 vehículos y 758 trabajadores. Con la colaboración del Consejo de Hermandades y Cofradías, cuenta con una campaña de concienciación sobre la responsabilidad ciudadana en tareas de limpieza, destacando el uso de las papeleras con el lema 'Colabora con Sevilla y tu Hermandad, no tires residuos al suelo. Únete al Reto Lipasam'.

TRATAMIENTOS INTENSIVOS DE LIMPIEZA

La empresa municipal ha contratado en torno a 300 trabajadores para mantener la limpieza en las zonas de influencia de los itinerarios de procesiones. Se emplearán tratamientos intensivos, con un alto nivel de mecanización y con refuerzos y aumentos de frecuencia, además de los trabajos previos, que se realizan desde semanas pasadas, realizando limpiezas especiales de itinerarios y entorno de templos, o los refuerzos de contenedores y papeleras.

Se repartirán más de 80.000 bolsas compostables de residuos y 50.000 'pipeleras' para evitar que las cáscaras de pipas se tiren al suelo. Se trata de una bolsa de papel de doble seno que permite colocar la bolsa de pipas y depositar las cáscaras de modo que pueda tirarse cómodamente a una papelera para evitar ensuciar el suelo.

Durante esta semana previa se ha realizado una campaña informativa puerta a puerta en los comercios y viviendas, con información sobre cambios de horarios de recogida de residuos y ubicaciones de contenedores. También se están entregando pipeleras en establecimientos que venden pipas.

RETIRADA DE CERA

Respecto a la limpieza de cera, el tratamiento que utiliza Lipasam consiste en la aplicación de agua fría a muy alta presión a través de un camión impulsor con bomba y depósito. Este camión está conectado a un carro con toberas giratorias desarrolladas por Lipasam que proyectan el agua a presión sobre el pavimento para desincrustarla. Estas tareas se realizarán durante las madrugadas de los días de procesiones en las zonas con riesgo de accidentes y una vez finalizada la Semana Santa durante tres o cuatro semanas en las zonas más afectadas.

En 2018, se actuó en más de 8.000 metros lineales y se retiró cerca de 21.000 metros cuadrados de cera. Una vez finalizada la Semana Santa se trabaja con tres equipos y a tres turnos, retirando en total la cera de cerca de 25.000 metros lineales y más de 62.000 metros cuadradas, con un consumo total de agua de 1.000 metros cuadrados. Los costes de retirada se estiman en 80.000 euros anuales.

EMASESA INSPECCIONA 640 VÍAS

Respecto a Emasesa, se ha activado un dispositivo especial previo que este año ha inspeccionado un total de 640 calles y plazas. Durante este periodo, personal propio y medios auxiliares de Emasesa realizan actuaciones como la inspección y limpieza de las zonas de influencia en las salidas de las cofradías; inspección, limpieza y repaso de elementos de las calles de mayor afluencia de público y, en especial, en la zona centro de la ciudad. En total, se han limpiado unos 4.883 imbornales y sus acometidas durante este dispositivo.

Ya durante la Semana Santa y con medios propios de Emasesa, se realizará diariamente la revisión de toda la carrera oficial y las calles aledañas, para verificar el estado de los elementos existentes. Este dispositivo especial dedica equipos específicos a este evento en los tres turnos del día, situados de forma estratégica en el entorno del centro. Además, se reforzarán los días claves con otro equipo de apoyo adicional: Domingo de Ramos (tarde), Jueves Santo (tarde- noche) y Viernes Santo (tarde).

Al margen de estas inspecciones, suma a este dispositivo la instalación a lo largo de esta Semana Santa de un total de 38 puntos de avituallamiento de agua en los recorridos de aquellas cofradías y hermandades que los han solicitado, siete más que los disponibles en el año anterior. Estos puntos darán servicio tanto a los nazarenos, costaleros y a todas las personas que forman parte de los cortejos como al público que aguarda el paso de las cofradías.

Contador