Publicado 16/11/2015 14:23CET

La UPO alerta del crecimiento "vegetativo" de una plantilla "esclerótica" como consecuencia de la actual norma

El rector de la UPO, Vicente Guzmán, presenta su informe ante el Claustro
EUROPA PRESS

La universidad solo podría convocar 24 plazas de profesor a tiempo completo hasta 2021, cuando la lista de acreditados supera los 150

SEVILLA, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El rector de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla, Vicente Guzmán, ha alertado, con motivo de la presentación de su informe de gestión de 2015 al Claustro de cara a su aprobación, de los problemas que la sede universitaria sufre hoy día en cuanto a recursos humanos, dado que el actual marco legislativo estatal no permite sino un crecimiento "vegetativo" en una plantilla de personal docente e investigador que, al "no crecer ni por arriba ni por abajo", se hace "esclerótica".

Guzmán ha centrado la primera parte de su intervención ante un Claustro con poca asistencia --la prueba principal la constituyen las cifras de votación del informe de gestión: 31 votos a favor, ninguno en contra y cuatro abstenciones--, e interrumpido a las 12,00 para una concentración en memoria de los fallecidos en los atentados de París, en la problemática de personal de la institución, "indiferente" al aumento de la tasa de reposición hasta el 100 por ciento establecida en los Presupuestos Generales del Estado para 2016 en tanto que los porcentajes de jubilación de la Olavide, como universidad joven que es --este ejercicio ha cumplido 18 años--, son "realmente pobres".

Tampoco el Real Decreto Ley de promoción interna en las universidades, que permite el paso de profesores titulares a catedráticos en función de las convocatorias de 'turno libre', repercuten de manera positiva en la UPO, pues, según el rector, las limitaciones impuestas a la Pablo de Olavide en cuanto a éstas últimas también le afectan a nivel interno.

De esta manera, Guzmán ha recalcado que si la normativa no cambia la UPO no tendrá prácticamente capacidad de convocatoria en cuanto al Personal de Administración y Servicios (PAS), mientras que en lo tocante al Personal Docente e Investigador (PDI), y partiendo de la base de que se aproveche "al máximo" la ley vigente, la universidad solo podría convocar 24 plazas de profesor a tiempo completo hasta 2021, cuando la lista de acreditados supera los 150.

"No hay más margen de maniobra", ha insistido el rector de la UPO, que ha expuesto que, ante este panorama "diabólico" de pocas oportunidades para un personal estabilizado, "hay muchas posibilidades de que éste termine hartándose y buscando otros horizontes profesionales, porque el sacrificio llega hasta un determinado punto". Ni se puede dar respuesta a las demandas de los acreditados ni es posible actuar ante las crecientes cargas de trabajo más que de manera "paliativa", ha afirmado.

Recordando que con las circunstancias actuales la UPO podría cumplir la ley en lo tocante a la tasa obligatoria de funcionarización --ahora mismo ronda el 20 por ciento y lo obligado es el 51 por ciento-- "dentro de unos cien años", Guzmán ha dado cuenta de sus gestiones ante la administración estatal --sin éxito-- para procurar que sus ofertas de empleo dependan únicamente de no incumplir los objetivos de déficit.

La situación, además, empeora con la última sentencia del Tribunal Supremo que anula el concurso de acceso de plazas de profesorado, con lo que podrían perderse hasta 16 puestos de funcionario más.

SE PEDIRÁ COMPENSACIÓN POR EL MODELO DE FINANCIACIÓN

A nivel autonómico, el rector ha anunciado, por un lado, que solicitará un aumento de la cota de personal, toda vez que la actual supondría la "asfixia" de la universidad si se diera el caso de poder realizar convocatorias de empleo. Por otro, pedirá una compensación por la "desigual" aplicación del "absolutamente disfuncional y asimétrico" modelo actual de financiación, "que nunca ha garantizado la suficiencia financiera de esta universidad y que la UPO no va a aceptar más". Y es que ésta puede conseguirse a partir del 4,5 por ciento de cuota del sistema universitario andaluz, cuando la UPO en la actualidad se encuentra en el 4,3 por ciento y ha llegado a representar el 3,8 por ciento del sistema.

Para el rector, "el sistema universitario andaluz tiene una deuda histórica con esta universidad", que ha debido recurrir con frecuencia a la "solidaridad" de otras universidades y al Fondo de Insuficiencia. La Olavide "debe tener la suficiencia que se merece", ha dicho, y no depender de un modelo "demencial" que ha causado que, mientras la UPO cuenta con un déficit de 4,7 millones, otras hayan generado remanentes de libre disposición por valor de 190 millones.

La Pablo de Olavide necesita, a su juicio y aparte de una financiación suficiente, al menos tres planes específicos de apoyo por parte de la Junta de Andalucía, uno en recursos humanos --con incidencia en las plazas de ayudante doctor, pues hasta ahora solo pueden convocarse unas ocho--, otro en investigación y otro en infraestructuras, "donde no entra ni un euro nuevo desde 2011". "Si conseguimos el apoyo, esta universidad podrá seguir siendo un referente en innovación", ha afirmado Guzmán.

A LA ESPERA DEL DESBLOQUEO DE SIETE MILLONES

En cuanto a investigación, la UPO está a la espera --las estimaciones apuntan a que será antes de finales de año-- de que se desbloquee el pago de siete millones de euros como consecuencia de justificaciones desde 2007 a 2012. Si este problema no se soluciona, de hecho, Guzmán asegura que todas las universidades andaluzas entrarían en déficit.

Ya en cuanto a su informe de gestión, el rector de la Olavide ha informado de la puesta en marcha de una iniciativa, vinculada a la investigación, de reducción de 32 a 26 créditos para aquellos docentes que podían alcanzarlos.

Por otro lado, y pese a la débil situación financiera, ha afirmado que para este curso se prevé incrementar las ayudas propias para aquellos casos de estudiantes que no cumplen los requisitos para la beca del Ministerio, calificando como "grave" esta situación. El pasado curso la captación de alumnos fue "notablemente exitosa", cubriéndose el 100 por ciento de las plazas vacantes sobre el total de ofertadas de nuevo ingreso.

Sobre los postgrados oficiales, en el curso 2014-15 se ofertaron en la UPO un total de 41 másters universitarios oficiales, con 1.210 estudiantes matriculados, lo que representa un incremento del 11 por ciento con respecto a los mismos datos del curso anterior. Además, en los nueve programas de doctorado se han matriculado un total de 914 estudiantes.

LÍNEAS DE ACTUACIÓN

De otro lado, el rector ha presentado las líneas de actuación de su gobierno para este curso 2015-2016, que vuelve a tener entre sus prioridades el mantenimiento de la política de equilibrio presupuestario iniciada en 2013 y trabajar por ese nuevo modelo de financiación de las universidades andaluzas que posibilite la corrección definitiva del déficit estructural de la UPO.

Guzmán ha destacado también entre las líneas de actuación el fortalecimiento de la oferta académica de la UPO mediante la promoción de la docencia en inglés en asignaturas de las titulaciones de Grado. De hecho, la nueva oferta de docencia en inglés de la Facultad de Derecho de la UPO se suma al proyecto de innovación docente de la Facultad de Ciencias Empresariales por el que se ofertan ochenta asignaturas en inglés en cinco grados universitarios, de los cuales el grado en Administración y Dirección de Empresas (ADE) se oferta completamente en lengua inglesa desde hace siete cursos. Asimismo, la Facultad de Humanidades de la UPO oferta asignaturas en inglés en el grado en Geografía e Historia.

Para leer más