UPO espera en otoño respuesta de Junta a su plan de desarrollo y estima un año para una circunvalación externa

Publicado 11/07/2015 11:07:16CET
EUROPA PRESS/UPO

El rector reclama el cierre del anillo de Cercanías de Renfe y la culminación de la conexión del metro con Alcalá de Guadaíra

SEVILLA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla espera para otoño la respuesta definitiva de la Junta de Andalucía a su proyecto de plan de ordenación del campus para desarrollar futuras actuaciones de infraestructuras y acometer las obras planeadas en base a un esquema predeterminado en el que cobra especial importancia la idea de un complejo sostenible y "lo más amable posible" para peatones y ciclistas.

La actuación prioritaria, por resumir el esquema de intenciones de la sede académica y requerir de inversiones "asequibles", según ha precisado en una entrevista concedida a Europa Press el rector de la UPO, Vicente Guzmán, es la creación de una gran arteria perimetral que rodee todo el campus, con un conjunto de aparcamientos a lo largo de esta vía exterior, al objeto de que, sin restringir el paso de vehículos a motor, sí entre el menor número posible de éstos.

Concretamente, la previsión es la de habilitar unas 6.000 plazas, una por cada 65 metros cuadrados construidos, con unas 13 bolsas de estacionamiento vinculadas a la ronda exterior, con 4.620 plazas en superficie --una cada 85 metros cuadrados construidos-- y tres 'hubs' de 450 plazas cada uno. Se pretende, por otra parte, reformar la avenida principal al objeto de reducir el impacto de la circulación rodada.

Guzmán ha asegurado que, de contar con los recursos económicos para ello, se tardaría poco en completar esta circunvalación, ya que en la mayor parte del recorrido solo habría que remozar viarios antiguos ya existentes. "Lo que hay que construir nuevo es un 20 por ciento de lo que se precisa", ha añadido, aseverando que en un año los trabajos podrían estar terminados.

Por el momento, la Olavide se mantiene en el proceso de tramitación del plan intermunicipal, habida cuenta de que la sede académica se enclava sobre tres lugares distintos: Sevilla, Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra.

Una vez que la administración andaluza responda, "veremos si hay modificaciones, que espero que no porque está todo bastante bien trabajado y es muy respetuoso". Luego, "habría que conseguir dinero para ponerlo en marcha: con un proyecto, es más fácil lograrlo porque se sabe a dónde quieres llegar", expone el rector de la UPO.

UN "BUEN MOMENTO" PARA ACTUAR SOBRE EL TRANSPORTE

La ordenación de la movilidad se complementaría con la facilitación de la llegada del transporte público a la universidad. Descartando, por coherencia con el plan de desarrollo, la apertura de más accesos al tráfico privado, Guzmán ve importante tanto el cierre del anillo de Cercanías de Renfe mediante la construcción del apeadero de Guadaíra --donde también reclaman la habilitación de la estación de metro pendiente-- como el término de la obra de conexión del metropolitano con el municipio de Alcalá de Guadaíra.

"Son actuaciones que nos interesarían muchísimo", ha manifestado el rector, que también ve estratégica la posibilidad de reforzar el servicio de transporte de autobuses. "Estas reivindicaciones las hacemos periódicamente y cada vez que hay responsables nuevos lo planteamos: no soy especialmente quejoso, hay que comprender las circunstancias, pero si estamos saliendo de la recesión a lo mejor ahora podría ser un buen momento para retomar estos proyectos", ha sentenciado.

A la actuación de movilidad, bajo la premisa de fomentar "la menos interferencia posible del tráfico rodado" --una gran parte de la avenida de Sevilla, que da entrada al complejo, se peatonalizaría--, la Pablo de Olavide también suma la "racionalización" del desarrollo futuro del campus, ordenando la zona mediante la distinción entre áreas administrativa, docente, investigadora y tecnológico-empresarial.

Para leer más