Verónica Pérez reclama a la Junta que no intente "echar balones fuera" en el tranvía de Alcalá

Publicado 03/12/2019 13:24:29CET
Plataforma del tranvía de Alcalá
Plataforma del tranvía de Alcalá - ARCHIVO

SEVILLA, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

Tras acordar el consejo de gobierno de la Junta de Andalucía rescindir el contrato de obras del tercer y último tramo del tranvía de Alcalá de Guadaíra, cuyos trabajos fueron paralizados en 2011 y retomados en 2015, merced a la petición de la unión temporal de empresas (UTE) adjudicataria del proyecto al sumar el mismo más de ocho meses suspendido, la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, ha avisado de que tal extremo es "responsabilidad única y exclusiva" del actual Gobierno andaluz de PP y Cs, al que ha reclamado que no intente "echar balones fuera".

En declaraciones a Europa Press, Verónica Pérez ha recordado el papel del proyecto del tranvía de Alcalá "para resolver los problemas de movilidad de una zona industrial muy importante", toda vez que el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz, el popular Elías Bendodo, exponía que la decisión de rescindir el contrato de obras del tramo de la infraestructura comprendido entre la estación Pablo de Olavide del metro de Sevilla y el Parque Tecnológico derivaba de la petición de la UTE adjudicataria, constituida entre Comsa y Martín Casillas, después de que en marzo de 2018 la Agencia de Obras Pública de Andalucía suspendiese temporalmente las obras y dicha suspensión superase el plazo de ocho meses.

Frente a esta situación, que se suma a las no pocas incidencias sufridas por el proyecto del tranvía de Alcalá, cuyas obras ya estuvieron paralizadas entre 2011 y 2015, Verónica Pérez ha lamentado que el Gobierno andaluz del PP y Cs responsabilice al anterior gobierno socialista de la Junta de Andalucía.

EL ESPEJO RETROVISOR

Según ha alertado, el actual Gobierno autonómico "siempre pone el (espejo) retrovisor y mira hacia atrás cuando debe mirar adelante, porque son ellos quienes tienen las competencias y la capacidad de tomar decisiones para resolver los problemas de los ciudadanos, como gobierno" de la Junta de Andalucía.

Así, ha avisado de que la rescisión del citado contrato "es una responsabilidad única y exclusiva de quien toma esa decisión, que es el actual gobierno". "Todo lo demás es echar balones fuera e intentar buscar culpables donde no los hay, que es lo que hace permanentemente este gobierno para disfrazar su incapacidad e inutilidad", ha enfatizado Verónica Pérez, toda vez que los populares, de su lado, defienden que el actual Ejecutivo autonómico está "comprometido" con el proyecto y logrará hacerlo culminarlo.

Contador