Publicado 24/06/2020 15:11:37 +02:00CET

Villalobos asegura a los interinos que no habrá "ningún examen" sin sentencia firme o decisión del Estado

Protesta de los interinos de la Diputación de Sevilla
Protesta de los interinos de la Diputación de Sevilla - EUROPA PRESS - Archivo

SEVILLA, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Sevilla, el socialista Fernando Rodríguez Villalobos, ha asegurado este miércoles a los empleados interinos de su institución que no se celebrará "ningún examen" de oposiciones que afecten a las plazas que ocupan, sin que medie "una sentencia firme o una resolución del Ministerio de Política Territorial y Función Pública" respecto a cómo resolver la situación de los empleados públicos afectados por el uso abusivo de la temporalidad en sus contrataciones.

Tras acordar la Diputación y los representantes sindicales de su plantilla anular finalmente el calendario de los procesos selectivos correspondientes a plazas actualmente ocupadas por personal temporal o interino de larga duración, a la espera de un pronunciamiento firme del Ministerio de Política Territorial y Función Pública para una "solución" a dicho conflicto, Villalobos ha asegurado que no se celebrará "ningún examen" de tales oposiciones antes de que la Justicia o el Estado "determinen si el interino queda directamente en posición de definitivo o si tendrá que adquirir esta condición mediante oposición".

"Es algo que dije hace tiempo, cuando se pusieron en marcha todos los procesos de selección en materia de estabilización y consolidación de empleo público y reducción de temporalidad. La Diputación iba a seguir todos los trámites ordinarios que concernían al desarrollo de la oferta pública, pero con la garantía de que no se produciría ningún examen sin sentencia firme al respecto", ha aseverado, exponiendo que "ahora que el Ministerio ha anunciado el inicio de negociaciones respecto a posibles cambios normativos, es más necesaria aún la prudencia, en cuanto a la fijación de las fechas para las pruebas".

"Una vez que se produzcan los cambios normativos pertinentes, tendremos que acatarlos y seguir adelante en el sentido marcado por el tenor de los textos", ha señalado.

EL CONFLICTO DE LOS TEMPORALES

Hablamos del conflicto por la situación de los 532 trabajadores interinos de la Diputación de Sevilla ante las ofertas públicas de empleo (OPE) promovidas por la institución en los últimos tiempos, en muchos casos incluyendo las plazas para las cuales fueron contratadas estas personas.

Al respecto, un portavoz de este colectivo explicaba a Europa Press que entre estos interinos figuran "muchos casos" de personas que tras "décadas" trabajando en la institución provincial, afrontan tales procesos selectivos "sin opciones reales" de consolidar su posición en la plaza que ocupan como interinos, pues compiten con jóvenes recién titulados, con formación específica y carentes de "obligaciones" familiares o laborales a la hora de preparar una oposición.

Además, se trata de trabajadores interinos que, en caso de no consolidar su posición en los puestos que ocupan, "se verían abocados no sólo al paro, sino al ostracismo laboral" a cuenta de su edad.

En todo ello incide el litigio promovido ante la Unión Europea contra la Administración española en demanda de que se declarase trabajadores indefinidos a los empleados públicos españoles incorporados como interinos o temporales pero que suman años y años de servicio por un supuesto abuso de las instituciones en la contratación eventual.

DESENCUENTROS

En ese sentido, mientras el Gobierno de la Diputación esgrimía tiempo atrás que en mayo de 2019 acordó con los representantes de la plantilla "una suspensión temporal para que los exámenes de las nuevas ofertas (de empleo público) no se celebren hasta que no se pronunciase el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, siempre y cuando no caducasen" tales ofertas de empleo público, el colectivo ha venido avisando de que la institución ha seguido avanzando en los trámites de dichos procesos selectivos, arguyendo la misma que los trámites están destinados a impedir la caducidad de los procedimientos y que no se celebrarían pruebas sin la sentencia.

Ante ello, los interinos insistían en pedir la "paralización absoluta" de los procesos selectivos y su "regularización" como empleados públicos para no "pagar el pato" del "enorme fraude de ley" implícito en no convocar en su debido momento las ofertas de empleo público correspondientes a las plazas en las que estas personas trabajan en calidad de interinos o temporales.

El pasado mes de marzo, en cualquier caso, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea emitía su sentencia, recogida por Europa Press, determinando que "incumbe al órgano jurisdiccional nacional apreciar, con arreglo al conjunto de normas de su Derecho nacional, si la organización de procesos selectivos destinados a proveer definitivamente las plazas ocupadas con carácter provisional por empleados públicos nombrados en el marco de relaciones de servicio de duración determinada, la transformación de dichos empleados públicos en indefinidos no fijos y la concesión a estos empleados públicos de una indemnización equivalente a la abonada en caso de despido improcedente constituyen medidas adecuadas para prevenir y, en su caso, sancionar los abusos".

Contador