Villalobos culpa a la tasa de reposición de efectivos de la "ralentización" de las ayudas y asegura "mejoras"

Fernando Rodríguez Villalobos
FAMP - Archivo
Publicado 04/01/2019 16:22:00CET

SEVILLA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos (PSOE), ha manifestado que la "ralentización" sufrida por su institución en la entrega de sus ayudas y transferencias a los ayuntamientos deriva de la "merma" de la plantilla a causa de los límites estatales a la incorporación de personal a las administraciones, defendiendo no obstante que la Diputación está "logrando aminorar los tiempos" de tramitación y que la situación "mejorará ostensiblemente" con la recuperación de plantilla implícita en la oferta pública de empleo puesta en marcha por la casa.

En una entrevista con Europa Press, Rodríguez Villalobos ha analizado las críticas recibidas por la Diputación con relación a los plazos de entrega de sus ayudas y transferencias a los ayuntamientos, toda vez que el pasado mes de junio, el pleno debatía tal extremo a instancias de IU.

Y es que según la federación de izquierdas, las demoras de la Diputación en la entrega de las subvenciones y transferencias comprometidas con los ayuntamientos, merced a los presupuestos anuales de la institución provincial, se traducen en dificultades para los responsables de los consistorios, que al no contar con estas partidas y verse en la obligación de desplegar determinados programas o actuaciones, sufragan tales aspectos con fondos municipales a la espera de las transferencias y afrontan no pocos reparos por parte de los interventores de los consistorios.

Pues bien, después de que IU alertase de que dicha incidencia habría "empeorado" en 2018, el presidente de la Diputación ha conectado esta "ralentización" de las tramitaciones con la tasa cero de reposición de efectivos impuesta por el anterior Gobierno central del PP al conjunto de las administraciones y posteriormente flexibilizada. "Los servicios que tramitan este tipo de convocatorias (de ayudas) se han visto mermados por la jubilación de efectivos y eso ha afectado a la normal cadencia de esos trabajos", ha explicado.

VILLALOBOS DEFIENDE LOS PLAZOS

Empero, ha defendido que la Diputación está "logrando aminorar los tiempos en determinadas áreas fundamentales en la gestión local", señalando que en 2018, los convenios que firma anualmente la institución con los ayuntamientos en el marco del Plan de Cohesión Social e Igualdad "estaban suscritos en el primer semestre del año" y las subvenciones a los municipios acometidas desde el área de Concertación "han estado habilitadas en septiembre".

En el caso de los expedientes administrativos correspondientes a la sexta edición del plan Supera, mediante el que la Diputación reinvierte sus excedentes presupuestarios en proyectos municipales o políticas provinciales, ha avisado de que el Gobierno central "siempre nos ha autorizado la aplicación del superávit (presupuestario) bien entrado el año, en lugar de hacerlo de manera automática, como venimos reclamando desde las administraciones locales". Sin embargo, ha recordado que los plazos para la ejecución y justificación de las actuaciones de este programa "llegan hasta finales de 2019, lo que permite una concienzuda planificación de esos recursos".

"De cualquier forma, en materia de agilizar convocatorias de ayudas a los ayuntamientos, es decir, en clave de transferencias municipales, puedo asegurar que las ratio de tiempo mejorarán ostensiblemente cuando incorporemos a los nuevos empleados que lleguen de la oferta pública de empleo que ya tenemos en marcha", ha defendido Villalobos, insistiendo en que la clave del "problema" radica en "esa tasa cero de reposición de personal durante la crisis".

"Ahora que la solución vuelve a estar de nuestra mano, le podremos coto muy pronto", ha finalizado el presidente de la Diputación en referencia a las previsiones de su institución para la incorporación de nuevos efectivos.

Contador