Actualizado 19/01/2021 12:40 CET

El Hospital Virgen del Rocío de Sevilla suspende una parte de operaciones no urgentes y deriva a hospitales privados

Fachada del hospital general del Virgen del Rocío
Fachada del hospital general del Virgen del Rocío - Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) - Archivo

SEVILLA, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, que mantiene más del 70 por ciento de su actividad quirúrgica global, ha suspendido "algunas" de las cirugías no urgentes que lleva a cabo ante la mayor ocupación de sus instalaciones como consecuencia del aumento de infectados por Covid-19, una situación ante la que se le da la opción a los pacientes de ser derivados a un centro hospitalario privado.

En este sentido, fuentes del centro sanitario han indicado a Europa Press que se mantienen todas las cirugías que son urgentes, oncológicas, trasplantes o que son de patologías benignas pero cuyo pronóstico puede empeorar si se demora la cirugía. Tampoco se han suspendido las intervenciones que no requieren ingreso, que son prácticamente la mitad de las que se llevan a cabo en el Virgen del Rocío.

Igualmente, toda la actividad quirúrgica del Hospital Duque del Infantado o del Centro de Diagnóstico y Tratamiento, por ejemplo, no se ha modificado "ni un ápice y sus profesionales trabajan al cien por cien en estos quirófanos", ya que realizan cirugía mayor ambulatoria que no requiere una hospitalización del paciente.

Así, detallan que se trata de una estrategia enmarcada en el plan de contingencia que se lleva a cabo en todos los hospitales dependiendo del volumen de ocupación que tienen sus instalaciones, ya que es necesario reservar camas para los pacientes Covid-19.

En cualquier caso, dejan claro que estas cirugías suspendidas son las que "no suponen riesgo para el paciente", aunque se les da la opción de ser derivados a hospitales privados dentro del concierto desarrollado por el Sistema Andaluz de Salud (SAS).