Vox rechaza el izado de la bandera LGTBI en el Ayuntamiento de Sevilla al apreciar "adoctrinamiento"

Actualizado 25/06/2019 17:51:25 CET
Izado de la bandera del Orgullo Lgtbi en el Ayuntamiento de Sevilla
Izado de la bandera del Orgullo Lgtbi en el Ayuntamiento de SevillaAYUNTAMIENTO DE SEVILLA

SEVILLA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Tras ser izada este martes la bandera arcoíris del Orgullo Lgtbi en el Ayuntamiento de Sevilla, en el marco del Mes de la Diversidad Sexual 2019, como símbolo de la apuesta de la ciudad por "la tolerancia y el respeto a la diversidad sexual", el Grupo municipal de Vox ha mostrado su rechazo a dicho gesto al estar encuadrado en "una celebración auspiciada por un lobby que sistemáticamente adoctrina y genera resentimiento social".

En un comunicado, el Grupo municipal de Vox, cuya formación defiende la "supresión de organismos feministas radicales subvencionados", ha manifestado que respeta "por encima de todo la libertad de cada individuo", pero "es únicamente en el ámbito privado y no en el público donde residen los sentimientos íntimos de cada ciudadano". "La celebración de un colectivo, conformado por un lobby que se basa sus actuaciones en el adoctrinamiento y el menosprecio a los que no piensan como ellos, excluyendo en algunas ciudades a los grupos políticos que no les favorecen, no puede ser la bandera de nuestro Ayuntamiento ni una semana, ni un solo día", asevera Vox, abogando por "defender la libertad de todos los vecinos, todas las ideologías y todos los colectivos, siempre unidos bajo el marco de nuestra Constitución, que nos define y protege a todos por igual".

"Por ello, la única bandera que nos representa, encarna nuestra libertad e incorpora nuestros valores constitucionales sólo puede ser la bandera nacional", asevera el grupo municipal que encabeza Cristina Peláez, rechazando que ondee "la bandera de un lobby político y económico que ni siquiera representa a todo el colectivo homosexual, sino únicamente a aquellos que se nutren del mismo, pretendiendo adoctrinar y estigmatizar a aquellos que no respaldan sus consignas, coaccionando y manipulando a todas las instituciones del estado".

"Ha llegado el día de dar a cada individuo la libertad suficiente y necesaria de expresar sus convicciones sin imposiciones sectarias desde nuestras instituciones", concluye Vox, en cuyo programa político de "100 medidas urgentes" para la "España viva" apuesta entre otros aspectos por la "ilegalización de los partidos, asociaciones u ONG que persigan la destrucción de la unidad territorial de la nación y de su soberanía", la "derogación inmediata de la Ley de Memoria Histórica" porque no puede "utilizarse el pasado" para dividir, la "exclusión de la enseñanza del Islam en la escuela pública", que incluye contenidos católicos, la "supresión de las cuotas por sexo o por cualquier otra causa en las listas electorales", el cierre de "mezquitas fundamentalistas", una "ley de protección de la tauromaquia" o la "prohibición de los vientres de alquiler".

Contador

Para leer más