Publicado 08/07/2021 15:00CET

Experto en acústica avisa de la "falta de protección legislativa" de las ciudades frente al ruido

Pedro Ángel Bernaola, catedrático de Física Aplicada de la Universidad de Málaga.
Pedro Ángel Bernaola, catedrático de Física Aplicada de la Universidad de Málaga. - VIGM

MÁLAGA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El catedrático de Física Aplicada de la Universidad de Málaga (UMA), Pedro Ángel Bernaola, ha incidido este jueves en la "falta de protección" de las ciudades frente al ruido desde el punto de vista práctico y legislativo, pues "no están protegidas lo suficiente y la normativa tiene todavía muchas carencias".

Bernaola es director del curso 'Acústica medioambiental: edificación, actividades y mapas de ruido' que se está celebrando durante esta semana dentro de la programación de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), en la Sede Tecnológica de Málaga.

En declaraciones a Europa Press, el profesor ha explicado que la normativa frente al ruido todavía "deja muchas problemáticas sin resolver". "En algunos casos asfixia al profesional y en otros es insuficiente, por eso hay que llegar a un término medio que no presione a la hostelería y que respete el descanso del vecino", ha añadido.

"Curiosamente, la normativa ahora mismo tiene lagunas por los dos lados, hay situaciones en las que es demasiado restrictiva y otras en las que actúa de manera muy permisiva", ha asegurado el catedrático, que también se dedica a la consultoría en cuestiones de Auditoría Acústica e imparte la asignatura Acústica y Óptica en el Grado de Ingeniería de Tecnologías Industriales.

En cualquier caso, Bernaola ha reconocido la dificultad que supone encontrar un equilibrio acústico entre el ocio y el descanso. En cierto modo, este pasa "por el acondicionamiento de las viviendas, es necesario que tengan un buen aislamiento para conseguir que no entre el ruido de la calle ni del vecino", ha manifestado.

No obstante, según el experto, otro de los requisitos para alcanzar ese equilibrio supondría el desplazamiento de ciertas actividades nocturnas o exteriores que "quizá habría que llevarlas a un lugar más apartado" del núcleo poblacional.

Respecto a la temática del curso, el catedrático ha detallado que los alumnos están aprendiendo los conceptos básicos relacionados con la acústica medioambiental, que es la ciencia que estudia el sonido desde el punto de vista de la molestia que genera al ser humano, así como su legislación.

Además, el objetivo final de este título de la UNIA es que los estudiantes se familiaricen con los mapas de ruido, es decir, la cartografía de las ciudades que indica el ruido promedio que hay en cada punto de la ciudad, lo que el experto ha indicado que es "fundamental a la hora de diseñar infraestructuras, decidir dónde se ubica un hospital o el aislamiento que debe tener una determinada vivienda".

Por último, y respecto a la situación actual relativa al Covid-19, el profesor ha admitido que el confinamiento ha despertado una mayor conciencia sobre lo que supone el ruido en las viviendas. "Hemos pasado mucho tiempo en casa y nos hemos dado cuenta del ruido que hace el vecino, aunque desde el punto de vista legislativo todo está en un segundo plano, nadie se va a entretener ahora en legislar sobre el ruido con lo que tenemos encima", ha concluido el director del curso.

Contador