Innova.-'El Libro Blanco del Control Automático' estudia esta tecnología "oculta" pero muy presente en la vida cotidiana

Actualizado 20/05/2010 17:44:28 CET

ZARAGOZA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

'El Libro Blanco del Control Automático', editado por el Comité Español de Automática (CEA) revisa el estado actual de la teoría y práctica del control automático y propone acciones estratégicas para situar este campo en España en un nivel equiparable al del entorno europeo. El control automático es una rama de la ingeniería "transversal y ubicua", muy presente en la vida cotidiana de las personas y que, sin embargo, permanece "oculta".

Así lo explicaron hoy en rueda de prensa en Zaragoza el presidente del CEA, Miguel Ángel Salichs; el catedrático y responsable del Grupo de Ingeniería de Sistemas de Eventos Discretos (GISED) del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A), Manuel Silva; y el catedrático de la Universidad de Sevilla, y editor del 'Libro Blanco', Francisco Gordillo.

El control automático se dedica a que los sistemas funcionen de manera autónoma, permitiendo llevar a cabo tareas que un operador humano no es capaz de realizar. Está presente "en nuestra vida cotidiana y a veces no somos conscientes de ello", afirmó Francisco Gordillo, al exponer como ejemplo como la automática forma parte del proceso de fabricación de un automóvil, pero también del propio vehículo, en sistemas como el control de la velocidad.

Se trata, por tanto, de una disciplina "horizontal", "transversal" y que se encuentra "en todos los sitios", apuntó Manuel Silva, al explicar que su funcionamiento, aunque no se perciba, permite "hacer factible lo imposible", como controlar una central nuclear o un avión, y ofrece "eficacia, comodidad y seguridad operativa" en los procesos.

El control automático se puede aplicar de forma esencial en prácticamente todos los campos de la actividad humana, como en el transporte, en los sectores de automoción, aeronáutico, aeroespacial, ferroviario y marítimo; en el campo de la energía, en centrales hidráulicas, térmicas, termosolares, nucleares, eólicas (aerogeneradores); o en la robótica y mecatrónica, aplicándolo en el funcionamiento de robots móviles e inteligentes o en la instrumentación médica y robótica quirúrgica.

También está presente en las grandes instalaciones, como en las plantas de producción industrial y grandes laboratorios científicos; en el control en red y sobre redes de comunicación (redes de datos, control de redes de agua, recursos o alimentación energética); en los microsistemas, sistemas moleculares y sistemas cuánticos; y en la economía y econometría, como en la predicción, identificación y control de variables económicas.

Así, 'El Libro Blanco del Control Automático', basado en el trabajo de un equipo de investigación integrado por trece miembros del CEA, pone de manifiesto que la automatización es algo presente en cualquier proceso tecnológico y constituye una disciplina en la encrucijada de las tecnologías de la información (TIC) e industriales, entendidas estas en su sentido más amplio.

En la publicación se revisa el estado actual de la teoría y práctica del control automático, a la vez que se analiza su relevancia en el contexto de la formación universitaria y de la implantación industrial. Además, estudia las posibles acciones que deben tomarse para situar este campo en un nivel equiparable al europeo y el libro contiene una serie de anexos en los que se recoge abundante información y datos históricos.

Esta publicación ha sido presentada hoy en el Edificio Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, en un acto presidido por el rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López, y el secretario de Estado de Investigación, Felipe Pétriz.