Actualizado 05/10/2018 13:48 CET

Aragón espera "limar asperezas" y llegar a acuerdos respecto a la ley de derechos históricos de la Comunidad

El presidente de Aragón, Javier Lambán
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Aragón, el socialista Javier Lambán, ha expresado la voluntad del Ejecutivo autonómico de llegar a acuerdos con el Gobierno central y "limar todas las asperezas pretendidas inconstitucionales" respecto a la Ley de Actualización de Derechos Históricos de la Comunidad, aprobada el pasado mes de junio en el Parlamento aragonés.

En declaraciones a los medios de comunicación, tras reunirse con la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), María Dolores Pascual, Lambán se ha pronunciado así ante la posibilidad de que este viernes el Consejo de Ministros comunique de forma oficial el dictamen del Consejo de Estado sobre esta ley y convoque una comisión para analizar los artículos que cuestiona.

Lambán ha explicado que en estos casos el Gobierno central aplica el artículo 33, "que es el que se utiliza para abordar las diferencias entre gobiernos cuando se produce por parte de los abogados del Estado la advertencia de que existen inconvenientes pretendidamente anticonstitucionales en una ley".

El presidente de la Comunidad ha asegurado que desde Aragón "estaremos gustosos de sentarnos con el Gobierno de España, primero, a ver qué artículos de esa ley son susceptibles de ser inconstitucionales y, segundo, para tratar de llegar a acuerdos".

Javier Lambán ha apuntado que "no es primera vez que una ley de Aragón es susceptible de ser abordada desde el punto de vista de su hipotética inconstitucional, nos pasa prácticamente con todas" y "a veces se llega a acuerdos y a veces no".

Como ejemplo, ha citado la ley de Capitalidad, donde el Ejecutivo central señaló "entre 13 o 14 discrepancias", si bien finalmente "pudimos ponernos de acuerdo en todas menos en una" y "eso nos ha ocurrido con otras leyes".

El jefe del Ejecutivo autonómico ha concluido al sentenciar que el Gobierno de Aragón es un ejecutivo "dialogante, pactista y predispuesto al acuerdo; en otros terrenos nos movemos mal".

Para leer más