Publicado 21/09/2021 13:12CET

El Ayuntamiento planea construir ocho nuevos tramos de carril-bici, que se sumarán a los 135 km existentes

Archivo - Trazaado de un Carril bici
Archivo - Trazaado de un Carril bici - EUROPA PRESS - Archivo

ZARAGOZA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

La consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca, ha expuesto en la Comisión del Área que tiene preparados los proyectos completos de 8 nuevas conexiones de carril-bici en el ámbito urbano, que se sumarán a los 135 kilómetros existentes.

Estos nuevos proyectos se han preparado para conectar la ciudad con distintos polígonos industriales y centros de actividad próximos a Zaragoza y que cuentan con un importante tráfico potencial de usuarios.

La mayor parte de estos proyectos, cuya realización podría llevarse a cabo en el último tramo del año próximo, se presentarán a la convocatoria de subvenciones publicada por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA).

La inversión total prevista sería de unos 2,5 millones de euros, de los que el consistorio podría recuperar hasta un 90 por ciento en el caso de conseguir el máximo de las ayudas que se van a solicitar.

El conjunto de los proyectos que presentará la ciudad constituye, como ha explicado Chueca, "una candidatura robusta que cumple plenamente las bases de la convocatoria, en la que se hace especial hincapié en la descarbonización de las ciudades y en la mejora de la sostenibililidad en el transporte".

LOS CARRILES-BICI

Los carriles-bici enunciados por la consejera Chueca son dos tramos en la avenida Duquesa Villahermosa, que corresponden a Vía Hispanidad-Avenida Juan Carlos I y Vía Universitas-Plaza Roma; otro es en las calles Pedro III El Grande-Jerusalén, entre Condes de Aragón e Isabel la Católica; en La Almozara se prevén tres tramos que conectarán los carriles bici existentes entre plaza de Europa y avenida Ciudad de Soria, en la avenida Pablo Gargallo, Puerta Sancho y la calle Fray José Casanova.

En la avenida Cesáreo Alierta conectarán los existentes con Camino de las Torres y la Z-30. En este caso se trata de tres tramos:
Camino de las Torres-Avenida de San José; avenida de San José-Z-30, y calle Puebla de Híjar.

En el Actur, será en la avenida Pablo Ruiz Picasso, vertebrando la red existente con los tramos: Ranillas-Gertrudis Gómez de Avellaneda,
Gómez de Avellaneda-María Zambrano María Zambrano-Salvador Allende, y Carl Marx-Pablo Ruiz Picasso.

Asimismo, se acometerá otro en la calle Fray José Casanova, entre la avenida de Soria y la avenida de Navarra.

Paralelamente, y en este caso no incluidos en la solicitud de ayudas del MITMA, se sumarán la prolongación de Gómez Laguna --cuya realización se haría a través de la actual partida de Movilidad Urbana--, con cinco tramos: Vía Hispanidad-Desvío Parque del Canal; Parque del Canal-San Juan Bautista Lasalle; San Juan Bautista Lasalle-Glorieta Manuel Albar; Glorieta Manuel Albar-Calle Belle Époque; y Belle Époque-avenida Ibérica.

Asimismo, en la avenida de Navarra figura el proyecto de Ecociudad, que comprende entre la avenida Ciudad de Soria y la calle Rioja.

CONEXIONES CON POLÍGONOS INDUSTRIALES

Además, y en este caso también en el marco de las ayudas vinculadas al Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia, se incluirá la extensión de los carriles bici hasta los principales polígonos del entorno.

En particular atañen al carril-bici a Malpica; el carril-bici por la carretera de Logroño, hasta los polígonos del Portazgo y Europa, y conectando con el nuevo área comercial de Torre Outlet; y el carril-bici por la Carretera de Cogullada hasta Mercazaragoza.

Con estos nuevos tramos de carril-bici, Zaragoza contaría con alrededor de 11 nuevos kilómetros totales en el término urbano y 10,8 nuevos en el ámbito metropolitano.

Se trataría, en todos los casos, de carriles bici con plataforma separada, bidireccionales y cuyo trazado discurrirá por algunas de las principales avenidas que, actualmente, carecen de esta infraestructura. Supondrá mejorar notablemente la movilidad ciclista en esas zonas y, en consecuencia, tanto la sostenibilidad medioambiental como la seguridad de sus usuarios.