Publicado 25/10/2022 17:15

El Ayuntamiento de Zaragoza lamenta que la ciudad reciba un 3% de inversión del Plan Aragonés Saneamiento y Depuración

Foto de archivo de la consejera de Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza, Patricia Cavero.
Foto de archivo de la consejera de Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza, Patricia Cavero. - MIGUEL G. GARCÍA

ZARAGOZA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza, Patricia Cavero, ha lamentado que la capital aragonesa reciba un 3 por ciento de las inversiones derivadas del Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración 2022-2027, cuando un 70 por ciento de los ingresos del Impuesto Medioambiental sobre las Aguas Residuales (IMAR) provienen de esta ciudad.

Así lo ha expresado en declaraciones a los medios de comunicación antes del inicio del pleno de la Comisión del Agua celebrado este martes.

Cavero ha señalado que al Ayuntamiento le afecta "plenamente" este plan, pero que desde el Ejecutivo aragonés no han contado "para nada" con el Consistorio para su elaboración. Asimismo, ha criticado que cuente con datos e informes de los años 2016 y 2017 y desde entonces "han cambiado los actores, los tiempos y las circunstancias".

La consejera municipal ha manifestado, asimismo, que el citado plan "no contempla prácticamente ninguna inversión en saneamiento y en depuración para los ciudadanos de Zaragoza" y ha recordado que la ciudad cuenta con una planta destinada a este fin que en el año 2024 llegará al final de su vida útil.

Ha incidido en que esta depuradora la "pagaron todos los zaragozanos con sus impuestos" y este plan "lo que pretende es que los zaragozanos vuelvan a pagar otra vez las nuevas instalaciones de depuración de Zaragoza, sin ninguna ayuda del Gobierno de Aragón".

70 POR CIENTO

Cavero detallando que el Ejecutivo aragonés pretende invertir entre este año y 2027 alrededor de 130 millones de euros, de los cuales más de cien serán aportados por la capital aragonesa y "no le revierte prácticamente ni el tres por ciento".

En este sentido, la consejera ha dicho que se contempla "hipotéticamente una pequeña actuación" en Peñaflor, de la cual "no han hablado" con el Ayuntamiento de Zaragoza, ni conocen el proyecto técnico del Consistorio para esta acción.

"Venimos a decirle al Gobierno de Aragón que somos solidarios con todo el territorio de Aragón, pero que los impuestos de los zaragozanos también tienen que revertir en la mejora de las infraestructuras de saneamiento y depuración de la ciudad", ha asegurado Cavero.

La consejera municipal ha mostrado su predisposición para hablar con el presidente aragonés, Javier Lambán y el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona. "Nuestra puerta está abierta", ha afirmado.

INVERSIONES MÁS URGENTES

Cavero se ha referido a la depuración de Peñaflor como actuación más urgente con motivo de la nueva autorización de vertido. "Nadie hasta que ha llegado un equipo de Gobierno del Partido Popular y Ciudadanos se ha puesto" a solucionarlo, ha esgrimido.

En este sentido, ha dicho que están trabajando en la redacción del proyecto, que no va a ser una depuradora, sino que va a consistir en una tubería que conectará con la planta de La Cartuja.

Asimismo, ha recordado que el equipo de gobierno ha entrado en el Plan de Cuenca para que la depuradora de Zaragoza sea declarada de interés general ya que el contrato termina en 2024. "Es una depuradora en la que los últimos años hemos estado haciendo inversiones", ha apostillado Cavero, agregando que se debe pensar en el plan de depuración para los próximos 30 o 40 años.

"Lo que está clarísimo es que los ciudadanos de Zaragoza no pueden volver a pagar una depuradora a pulmón" y que la ciudad y sus habitantes "son miembros de pleno derecho del impuesto del agua" y han de recibir también inversiones, ha zanjado.