Publicado 15/11/2020 11:29

El Centro de Orientación Familiar Diocesano anima al autocuidado y aceptación ante el estrés psicosocial de la pandemia

La directora del Centro de Orientación Familiar Diocesano Juan Pablo II, Yolanda Latre, en una sesión en un colegio.
La directora del Centro de Orientación Familiar Diocesano Juan Pablo II, Yolanda Latre, en una sesión en un colegio. - CENTRO DE ORIENTACIÓN FAMILIAR DIOCESANO

Dará formación a sacerdotes que trabajan en el cementerio de Torrero sobre acompañamiento y atención a familias afectadas por un suicidio

ZARAGOZA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La directora del Centro de Orientación Familiar Diocesano 'Juan Pablo II', Yolanda Latre, ha apostado por las actitudes constructivas, la aceptación de la realidad y el autocuidado --cuidar el cuerpo, gestionar el tiempo, mantener los hábitos, descargar el estrés-- como medidas para "esquivar de una mejor forma" el "estrés psicosocial" que genera la crisis del coronavirus.

Según ha explicado en declaraciones a Europa Press, desde su labor perciben "con claridad" la "incertidumbre" ante "la posible gravedad de la infección, tan variable, la inestabilidad económica, así como la pérdida de hábitos y rutinas, lo que genera un fuerte estrés psicosocial que, indefectiblemente, repercute en el ámbito familiar".

Ha añadido que actitudes "como la rumiación, revivir lo malo que ya ocurrió, o estancarse en las emociones que angustian no ayuda a la superación de esta situación impredecible", para proponer aprender "desde todo aquello que nos está tocando vivir, parándonos a pensar en nuestra propia vida y en la de aquellos que nos rodean, tolerancia, autocontrol, flexibilidad y creatividad harán el resto".

La directora del Centro de Orientación Familiar Diocesano 'www.cofzaragoza.com' ha indicado que mantienen este curso la atención psicológica y la orientación familiar, tanto presencialmente, con todas las medidas de seguridad prescritas para evitar la propagación de la COVID-19, como telemáticamente, cuando así se lo solicitan.

En estas últimas semanas, han notado un "fuerte incremento" de la demanda de ayuda ante crisis de pareja y conflictos en la educación con adolescentes y jóvenes.

Respecto a los talleres de educación afectivo sexual que imparten habitualmente, varios colegios han continuado esta formación de manera presencial, aunque una pequeña parte solicitan hacerlo virtualmente.

"Algunos centros han suspendido por el momento todas las actividades transversales y complementarias hasta ver el desarrollo de la situación sanitaria, quedando todos a la espera de las próximas novedades", ha comentado Yolanda Latre.

TALLERES GRUPALES

La directora del centro indicado que también han suspendido por el momento los talleres grupales de desarrollo personal y la organización de la mesa redonda anual que realiza este centro de forma habitual.

"Seguimos contactando con entidades aragonesas, a pesar de la situación, para darnos a conocer y establecer la coordinación y conocimientos necesarios en todo el tejido asociativo aragonés" y "estamos notando un descenso en la solicitud de formación que antes de la pandemia se pedía al centro", ha detallado.

Latre ha precisado que el COF cuenta con 28 voluntarios, entre los que se incluyen psicólogos, orientadores, docentes, médicos, abogados, que colaboran en los cuatros servicios principales que ofrece el centro: orientación psicológica y familiar, formación especializada en el ámbito familiar, en educación afectivo sexual, el servicio de instrucción y enseñanza en el reconocimiento natural de la fertilidad.

MENOS CONSULTAS

La directora del COF ha apuntado que en orientación psicológica y familiar, ámbito en el que llegan a atender a más de 300 personas o familias, este año ha habido un descenso de consultas "normal por la situación de confinamiento, ya que el año pasado se atendieron el doble de solicitudes".

Ha recordado que su segundo servicio principal es la formación especializada en el ámbito familiar, colaborando con organismos sociales y educativos cuando así lo demandan, como universidades, movimientos familiares o centros de formación.

Por lo que se refiere a la formación en educación afectivo sexual, cada curso académico se llega a más de mil alumnos, repartidos por 14 centros aragoneses.

Finalmente, el servicio de instrucción y enseñanza en el reconocimiento natural de la fertilidad, lo realizan prácticamente casi siempre de forma virtual, a través de videoconferencias. "Son numerosas las parejas que optan por este autoconocimiento y esta forma de vivir su fertilidad de una forma absolutamente natural, a la hora de conseguir embarazo o posponerlo", ha expuesto Latre. El año pasado se atendieron a más de 80 personas en este ámbito.

ATENCIÓN DEL SUICIDIO

Como novedad, este centro va a comenzar a dar formación a los 25 sacerdotes que trabajan en el Cementerio de Torrero de Zaragoza sobre acompañamiento y atención a familias afectadas por un suicidio, "necesitadas de una especial sensibilidad en estos momentos iniciales y especialmente ante las exequias de la persona fallecida".

El responsable de las exequias del Cementerio de Torrero ha sido quien les ha propuesto que impartan esta formación para que aporten "esa parte más específica y experiencial del COF como es la atención psicológica y la orientación familiar".

Latre ha manifestado que al duelo inicial de la muerte de un ser querido "se une un mayor dolor por las circunstancias en las que ésta se ha producido, pudiendo la familia sentirse superada ante una carga demasiado pesada" por lo que los sacerdotes que celebran las exequias "han de ser conocedores de todas estas repercusiones psicológicas, y estar preparados para ofrecer la mejor atención y acompañamiento posibles".

Ha reconocido que les ha sorprendido la petición, para agregar que muchas veces "no somos conscientes de las cifras reales de suicidios en España, siendo una de las principales causas de fallecimiento a día de hoy" y "entendemos que estamos ante un tema tabú, pero a pesar de eso sería conveniente informar de esta realidad, siempre con un enfoque positivo".

A su entender, en lugar de "ocultar esta tragedia", se debe informar "y dar espacios a experiencias de esperanza y superación, y resaltando siempre la necesidad de buscar ayuda familiar y profesional ante las tendencias suicidas".

El COF se creó hace ocho años, centrándose en un primer momento en el acompañamiento y asesoramiento matrimonial, para ampliar después su campo de acción a otros ámbitos.

Más información