Publicado 15/08/2021 13:05CET

Detenida una joven en Huesca por un hurto utilizando el denominado método del abrazo o de las mimosas

HUESCA, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido, en Huesca, a una joven de 20 años, de nacionalidad rumana, como autora de un hurto por el denominado procedimiento de las mimosas o del abrazo, en el que los delincuentes se acercan a la víctima, generalmente personas de edad avanzada, con cualquier pretexto y aprovechan para darles un abrazo, al tiempo que le sustraen sus pertenencias.

Los hechos tuvieron lugar durante la tarde de este viernes, 13 de agosto, en el Parque Miguel Servet de la capital oscense, cuando esta joven se acercó a un hombre, tratando de engatusarle, y aprovechando para sustraer al descuido el dinero que portaba en el bolsillo trasero de su pantalón.

La víctima, que se percató de la artimaña, consiguió retener a la autora y dar aviso a la Policía Nacional, ha informado la Comisaría Provincial de Huesca en una nota de prensa.

Las patrullas se acercaron de forma inmediata, entrevistándose con el hombre y realizando un registro superficial a la joven, localizando los billetes que acaba de sustraer escondidos bajo sus ropas, tras lo que fue arrestada como autora de un delito de hurto y pasó a disposición de la autoridad judicial.

HURTO DE LAS MIMOSAS

La Policía Nacional ha explicado que en el hurto de las mimosas o del abrazo los delincuentes son habitualmente mujeres, quienes escogen a sus víctimas, habitualmente personas de edad avanzada, y se acercan a ellas con cualquier pretexto, como preguntar una dirección, hacerse pasar por una familiar de un conocido e, incluso, realizar ofrecimientos sexuales.

Aprovechan este acercamiento para abrazar a la víctima, como agradecimiento por la ayuda recibida, como muestra de afecto por haber simulado ser familiares de un conocido con el propósito de sustraer objetos como una cadena, un reloj, una pulsera o la cartera.

Para evitar ser víctimas de esta modalidad de hurto, la Policía ha recomendado no hacer ostentación de joyas u objetos de valor, desconfiar de desconocidos que se acerquen con un comportamiento poco habitual y no aceptar ninguna propuesta que se ofrezca por la calle.

Para leer más