Actualizado 15/05/2007 21:35 CET

La DPT destinará 8.000 euros anuales a la Asociación de Truficultores para fomentar el cultivo de la trufa en Teruel

TERUEL, 15 May. (EUROPA PRESS) -

La Diputación Provincial de Teruel (DPT) y la Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa han firmado hoy un convenio. La institución provincial destinará una cantidad de 8.000 euros anuales para sufragar diferentes actividades destinadas al fomento y la mejora de la truficultura que se van a llevar a cabo a lo largo de dos años.

El acuerdo fue rubricado hoy por el presidente de la DPT, Ángel Gracia, y el presidente de la Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa de la provincia de Teruel, Daniel Bertolín, que impulsará el desarrollo y consolidación de la asociación. En el acto también estuvo presente el vicepresidente segundo y diputado delegado del área de Desarrollo rural y Medio Ambiente, Antonio Arrufat, según informa la institución en una nota de prensa.

Entre las acciones que se pondrán en marcha destaca la "Oficina del truficultor", cuyas funciones serán informar y asesorar a los socios sobre los asuntos que guardan relación con la truficultura. También se financiará la formación de los asociados y la dinamización y mantenimiento de la página web de la asociación. Asimismo, se apoyarán las actuaciones tendentes a la consecución de la Denominación Geográfica de Calidad "Trufa negra de Teruel".

Además, se incentivará la asistencia a las reuniones periódicas del Grupo Europeo Tuber y de la Federación Nacional de Asociaciones de Truficultores, así como de los grupos de trabajo para el desarrollo de los proyectos de I+D+i para la mejora del cultivo de la trufa negra de Teruel.

UN SECTOR CON NOTABLE POTENCIAL ECONÓMICO

En la actualidad, la Truficultura ocupa total o parcialmente a cerca de 520 profesionales agrarios con una superficie aproximada de cultivo de 3.500 hectáreas en las tierras altas de la provincia de Teruel.

El potencial económico existente en las hectáreas cultivadas en la provincia resulta considerable ya que el 90 por ciento de dicha superficie está constituido por plantaciones bien trabajadas, por truficultores conocedores del hongo y de los factores que influyen en su desarrollo. Asimismo, se cuenta con un material vegetal de calidad y que presenta altos índices de micorrización.

En un futuro próximo, la práctica totalidad de la producción de trufa negra en la provincia será cultivada, lo que permitirá a los productores contar con unas producciones más constantes y regulares, además de disponer de la suficiente cantidad como para poder comercializar volúmenes apreciables y con una mayor rentabilidad para el productor y el recolector.

Las plantaciones truferas se distribuyen en las comarcas de Gúdar-Javalambre, Maestrazgo, Comunidad de Teruel, Matarraña, Cuencas Mineras, Bajo Aragón, Sierra de Albarracín y Jiloca, ordenadas de mayor a menor superficie ocupada por este cultivo. Si nos atenemos a los términos municipales, los diez mayores municipios truferos turolenses son Sarrión, Albentosa, Manzanera, San Agustín, Monroyo, Mosqueruela, Abejuela, Teruel, La Puebla de Valverde y Loscos.

DESDE LOS AÑOS OCHENTA

El comienzo de la actividad en la provincia de Teruel coincide con el establecimiento por la DPT, en 1986, del "Programa de subvención al establecimiento de plantaciones truferas". Esta medida de incentivación económica se mantuvo hasta la campaña 2000-2001 y que permitió la plantación de 634 nuevas hectáreas de cultivo, con 155.355 plantones subvencionados. En la actualidad, esta línea de ayudas ha sido asumida por el Gobierno de Aragón.

Además del citado programa de subvenciones, la DPT suscribió en 1989 un convenio de colaboración con los viveristas productores radicados en Teruel. Ello permitió que únicamente fueran subvencionables los plantones adquiridos a dichos viveristas, controlados a nivel sanitario y de calidad por los Servicios Agropecuarios de la DPT.

Esta colaboración prosigue en la actualidad, que permite la pureza varietal y la obtención de índices de micorrización adecuados. Una tercera medida de fomento del sector fue el auspicio por la DPT de la actual Asociación de Truficultores.

Actualmente, el cultivo de trufa negra cuenta con un fuerte crecimiento y sus plantaciones experimentan unos notorios incrementos productivos anuales.