3 de abril de 2020
 
Publicado 26/02/2020 15:37:40 +01:00CET

La empresa oscense Finca Bizcarra recibe el III Premio Excelencia FIMA

Palacio de Congresos y Alma del Ebro
Palacio de Congresos y Alma del Ebro - EUROPA PRESS - Archivo

ZARAGOZA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La empresa oscense Finca Bizcarra --una explotación familiar dedicada el cultivo extensivo-- recibirá este miércoles el III Premio Excelencia FIMA 2020. La entrega del galardón será esta noche en una gala organizada en el Palacio de Congresos de Zaragoza.

La Feria Internacional de Maquinaria Agrícola, que está abierta hasta el 29 de febrero en el recinto ferial de Zaragoza, entrega este premio para mostrar su apuesta por las empresas y los profesionales que ponen su mirada en el futuro de la agricultora.

En este contexto, este año han reconocido la labor de la empresa oscense Finca Bizcarra, de la localidad de Selgua, se dedica al cultivo extensivo de forrajes, maíz y cebada, entre otros productos. En concreto, cuentan con 300 hectáreas de regadío.

El jurado ha valorado el buen hacer de esta explotación familiar agrícola que tiene en la Comarca del Cinca Medio su ubicación y que cuanta con un modelo de gestión basado en la adquisición de información para la aplicación de la agricultura de precisión, mediante herramientas y procesos que permiten maximizar la rentabilidad de la explotación.

Todo ello desde el respeto medioambiental, con una reducción del consumo de fertilizantes y agua. El gerente de Finca Bizcarra, Ramón Acín, ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que su modelo de gestión les permite, entre otras cuestiones, tomar muestras de la tierra en distintos puntos y analizarla para conocer la cantidad de fertilizantes que necesita cada zona.

DISMINUIR FERTILIZANTES

Así, esta gestión eficiente de la explotación ha llevado a Finca Bizcarra a disminuir su uso de fertilizantes en un 6,2 por ciento, mientras que el del agua se sitúa en un 15 por ciento por debajo de las cifras que presentaban en 2016. "Nos permite tener todo el proceso más controlado y contar con una agricultura más razonable, no utilizamos ni más ni menos, usamos lo que la tierra necesita", ha detallado Ramón Acín.

Aunque en este modelo llevan trabajando unos diez años, lo han podido aplicar en los últimos cuatro. En esta explotación familiar, que ha pasado generación tras generación, hay cuatro personas trabajando, con el apoyo de un ingeniero.

Ramón Acín ha mostrado su satisfacción por el Premio Excelencia FIMA que es "un aval al trabajo que hemos realizado durante estos años", por lo que se ha mostrado especialmente contento por el reconocimiento. "El galardón nos ha puesto en el mapa y es una garantía de que lo estamos haciendo bien", ha asegurado.