Un estudio de CCOO Aragón desvela que un trabajador extranjero cobra un 52% menos que uno aragonés


Marta Arjol ha presentado el informe sobre inmigración hoy en la sede de CCOO
EUROPA PRESS
Publicado 17/12/2018 15:31:41CET

ZARAGOZA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El informe 'La población inmigrante en Aragón 2017', elaborado por el Gabinete Técnico de CCOO Aragón, desvela que un trabajador extranjero cobra 10.640 euros menos que uno aragonés, con un 52 por ciento de diferencia en el salario.

Así lo ha dado a conocer en rueda de prensa la secretaria de Cohesión y Diálogo Social de CCOO Aragón, Marta Arjol, al detallar que, según los datos de la Agencia Tributaria en 2016, la ganancia media de un trabajador de nacionalidad española era de 20.440 euros, mientras que para uno extranjero de 9.800.

Esto ocurre porque el colectivo inmigrante trabaja mayoritariamente en sectores como la hostelería, la agricultura o el servicio doméstico donde predomina la precariedad laboral. Además, solo el 8,05 por ciento de los 163.329 contratos firmados en Aragón en 2017, fueron indefinidos.

Arjol ha recalcado que esta población "tiene mayores dificultades y no se desarrollan políticas de refuerzo educativo" que les permitan mejorar su situación laboral, alertando de que la "precariedad no es la solución al desempleo" y ha llamado a Inspección de Trabajo a reforzar su labor de control.

Según CCOO, la relación laboral entre la población autóctona e inmigrante es de complementariedad y no de competencia y ha alertado de que "la elevada temporalidad y precariedad laboral que sufre el trabajador inmigrante limita su acceso a la protección social".

PRESTACIONES

En el año 2017, los beneficiarios extranjeros de prestaciones contributivas de desempleo fueron 3.311, de las asistenciales 2.122 y la renta activa de inserción fue percibida por 578 personas.

"En el año 2017, se mantienen los desempleados que tienen opción a cobrar una prestación contributiva, pero continúan disminuyendo los beneficiarios de la prestación asistencial, lo que refleja la necesidad de mejorar los mecanismos de protección social", ha asegurado Marta Arjol.

Como consecuencia de la precariedad laboral, crece la pobreza en el país y con más virulencia entre el colectivo inmigrante. La tasa de pobreza para los extranjeros provenientes de la Unión Europea ha pasado del 35,4 al 39,2 por ciento y entre los tienen un origen diferente al europeo se incrementado del 41,5 al 52,1 por ciento.

PARO

En 2017, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), la población ocupada extranjera se situaba en 69.000 personas en Aragón. El análisis de los datos medios de paro registrado sitúa en 14.660 a los extranjeros sin empleo.

Entre 2016 y 2017, el paro ha disminuido un 13,83 por ciento. En cuanto a la edad, la mayor parte de desempleados se concentra en el grupo de los 25 a los 44 años --el 55,45 por ciento del total de parados extranjeros--.

A más nivel de formación menos desempleo, así los extranjeros con estudios superiores tan solo suponen el 1,88 por ciento mientras que los que tienen estudios de educación primaria (59,27 por ciento) o primera etapa de la ESO (34,07) y estos tienen más dificultades para encontrar un trabajo.

"En el curso 2017-2018, el porcentaje de alumnado extranjero en Aragón supone el 12,7 por ciento. En la FP es el 27,5 por ciento, mientras que en el bachillerato tan solo el 7,5 por ciento. Estos datos evidencian que tienen mayores dificultades y que no se están desarrollando políticas de refuerzo educativo, urgentes y prioritarias", ha argumentado Arjol.

También el paro afecta más a la mujer extranjera (25,64 por ciento) que al hombre (18,23 por ciento). El desempleo se concentra en el sector servicios (52,92), la agricultura (16,01), la construcción (9,75) y la industria (6,19 por ciento).

DEMOGRAFÍA

En 2017, la población activa de origen extranjero se situó en la Comunidad autónoma aragonesa en 88.200 personas, el 13,77 por ciento del total y disminuye un 4,85 por ciento si se compara con la de 2016. "Su tasa de actividad es del 76,56 por ciento frente al 56,45 de la autóctona y su población ocupada es del 12,20 por ciento", ha detallado Arjol.

En Aragón, hay 136.155 ciudadanos extranjeros, lo que supone un incremento del 2,19 por ciento frente al 2016 y un 10,41 por ciento de la población total.

Por nacionalidad, son la población rumana con un 34,28 por ciento y la marroquí con un 13,45 por ciento son los países con más representación en Aragón. Por edad, el grupo más numeroso es el situado entre los 30 y 44 años (37,2 por ciento). El grupo de mayores de 65 años supone tan solo el 2,4 por ciento en la población extranjera.