Actualizado 06/06/2012 21:30 CET

La Fundación Santa María de Albarracín termina la restauración de la ermita de Estercuel

TERUEL, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Santa María de Albarracín acabará en pocos días la restauración de las pinturas de la ermita del Santo Sepulcro de Estercuel, edificio cuya rehabilitación también ha realizado esta entidad, culminada hace unas semanas.

Las pinturas, del siglo XVIII, "no eran de demasiada calidad", ha dicho el gerente de la Fundación, Antonio Jiménez, pero permitirán conocer mejor cuál era el verdadero aspecto de este templo.

En declaraciones a Europa Press, Jiménez ha señalado que los trabajos se han centrado en "las escasas manifestaciones pictóricas" que han podido rescatarse de la restauración arquitectónica y que se encuentran en una de las cúpulas laterales de la ermita. Los trabajos se convertirán "en un ejemplo de lo que pudo ser antes de que se derrumbara".

Los restos pictóricos "son mínimos" y estaban afectados "por humedades y tuvieron recubrimientos posteriores". Por eso, ha señalado que el trabajo "ha sido muy minucioso, pero el resultado final es impresionante" y "los lugareños están encantados" porque ahora "se ve más y se puede comprobar cómo podría haber sido la ermita en el siglo XVIII".

La restauración ha sido promovida por el Ayuntamiento de Estercuel, en diferentes fases, con participación ciudadana y de distintas entidades y organismos.

RESTAURACIÓN DE LA MURALLA

Por otra parte, la Fundación ha iniciado esta misma semana los trabajos de restauración del segundo tramo de la muralla de Albarracín, de unos 40 metros de longitud, que estarán acabados, "si todo sale según lo previsto, en octubre y noviembre", ha dicho Jiménez.

Los trabajos se centran en el tramo que discurre del aparcamiento de la torre Blanca al Museo de Albarracín y están presupuestados en 90.000 euros, según el convenio firmado con la Dirección General de Patrimonio.

En este sentido, el gerente de la Fundación ha indicado que las actuaciones, una vez que han sacado a la luz el lienzo de la muralla que estaba oculto por maleza y parterres de jardines, consistirá en "conservar los restos antiguos y recrecer los restos originales hasta llegar al pretil que conseguimos en la fase anterior" y que continuará "escarpando todo el meandro del río" en fases sucesivas.

Jiménez ha asegurado que "el estado de conservación es lamentable" porque la muralla estaba oculta "bajo un seto de jardines", así como "la evolución de la ladera y el paso del tiempo".