El Gobierno de Aragón busca llegar a 2.000 mujeres con el programa de inserción 'Preparadas para el empleo'


Presentación del programa Preparadas para el empleo.
EUROPA PRESS
Publicado 10/01/2019 14:11:54CET

El proyecto está dotado con 4,8 millones de euros y el objetivo final es lograr que el 25% de las participantes consigan trabajo

ZARAGOZA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Aragón ha puesto en marcha el programa de inserción 'Preparadas para el empleo'. La iniciativa está dotada con un presupuesto de 4,8 millones de euros y pretende llegar a 2.000 mujeres para ayudarles en su inserción en el mercado laboral.

El Instituto Aragonés de Empleo (INAEM) realizará itinerarios personalizados de orientación y formación para las mujeres que participen. El objetivo final es la inserción en el mercado laboral de, al menos, el 25 por ciento de las participantes.

Para la ejecución de esta iniciativa, que tendrá una duración de 18 meses, el INAEM ya ha firmado con los agentes sociales de la región --CC.OO., UGT, Cepyme y CEOE-- un convenio para el cumplimiento de los objetivos. El Instituto de Empleo trabajará en la atención personalizada de las desempleadas, teniendo en cuenta las necesidades del mercado laboral que les hagan llegar las empresas.

El programa ha sido presentado este jueves, en rueda de prensa, por la consejera de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón, Marta Gastón; los secretarios generales de UGT y CC.OO. en Aragón, Daniel Alastuey y Manuel Pina, y los presidentes de CEOE y Cepyme en Aragón, Fernando Callizo y Aurelio López de Hita.

En esta iniciativa pueden participar desempleadas inscritas como demandantes de empleo en el INAEM --aunque se apunten sólo un día antes--, mayores de 30 años y con necesidades de cualificación o recualificación formativa o profesional.

Las mujeres que estén en el programa y cumplan todos los requisitos pueden obtener incentivos económicos, en concreto, por desplazamiento, responsabilidades familiares, realizar acciones formativas y conseguir su inserción laboral.

El programa presta una especial atención a las mujeres que viven en el medio rural, que hayan sido objeto de violencia de género o que tengan reconocido un grado de discapacidad de, al menos, el 33 por ciento, situaciones en las que no se tendrá en cuenta ni la edad ni la necesidad de cualificación o recualificación. En estos tres casos bastará con estar inscritas en el INAEM.

Marta Gastón ha señalado que se pretende hacer especial hincapié en aquellas mujeres que viven en el mundo rural, con la finalidad de vertebrar territorio y luchar contra la despoblación.

De esta forma, en el caso de las mujeres del medio rural, se atenderá a un mínimo de 400, de acuerdo con las necesidades que se detecten por parte del Instituto Aragonés de Empleo, tras un análisis del mercado laboral.

Todas las políticas activas de empleo del Gobierno de Aragón toman en consideración su impacto en términos de género. Este es el principio que preside el Plan para la Mejora del Empleo en Aragón 2016-2019, elaborado tras un proceso participativo de los agentes sociales, y que a lo largo de esta legislatura está desarrollando el Gobierno de Aragón.

Este principio general viene a suponer que en todas las políticas activas de empleo que se han puesto en marcha en esta legislatura se ha tenido en cuenta la perspectiva de género con el objetivo de garantizar el acceso preferente de las mujeres a la formación y al empleo. Esta situación aparece nítidamente evidenciada si se analizan los datos estadísticos.

PARO

La consejera de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, ha mencionado que, desde julio de 2015, el paro registrado se ha reducido un 27,91 por ciento, pero mientras que para los hombres ha descendido el 33,87 por ciento, para las mujeres sólo el 23,11 por ciento.

Asimismo, ha explicado que mientras al inicio de la legislatura las mujeres suponían el 55,4 por ciento del total de los parados frente al 44,6 por ciento de los hombres, lo que suponía una brecha de 10,8 puntos, a finales de diciembre de 2018 las mujeres han supuesto el 59,1 por ciento del total de parados frente al 40,9 por ciento de hombres, es decir, una brecha de 18,2 puntos.

Ante estos datos, Gastón ha evidenciado que la necesidad de un programa de este tipo es "clara". Ha apuntado que en épocas de crisis económica, y ante la pérdida de trabajo por parte de los hombres, el sector femenino se inscribe más en la búsqueda de empleo.

VERTEBRACIÓN TERRITORIAL

El secretario general de UGT-Aragón, Daniel Alastuey, ha destacado la importancia de la vertebración territorial en este programa, dado que presta atención a las mujeres que viven en el medio rural.

Asimismo, ha considerado que es importante la profundización que se hace en las mujeres. Ha recordado que sobre este sector de la población el paro tiene más incidencia, puesto que hay muchas mujeres que se han incorporado al mercado laboral por necesidad y tras haber dejado hace tiempo la vida activa.

Por su parte, el secretario general de Comisiones Obreras en Aragón, Manuel Pina, ha aseverado que la precariedad tiene "rostro femenino" y que hay que intentar acabar con las brechas de género.

Por su parte, los presidentes de CEOE y Cepyme en Aragón, Fernando Callizo y Aurelio López de Hita, han comentado que estos programas individualizados están teniendo "un resultado excelente".

Contador