El Hospital Miguel Servet automatiza la dispensación de medicamentos en la Farmacia de Pacientes Externos


Lambán y Ventura han conocido hoy las mejoras en la Unidad de Farmacia del HUMS
EUROPA PRESS
Publicado 13/12/2018 13:56:58CET

ZARAGOZA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario Miguel Servet ha hecho una inversión de un millón de euros, que se terminará de financiar en 2021, para robotizar procesos de la Unidad de Atención Farmacéutica de Pacientes Externos y, con ello, mejorar el control y seguimiento en la adherencia al tratamiento y ofrecer más comodidad al paciente, en rapidez, accesibilidad y atención personalizada.

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, y la consejera de Sanidad, Pilar Ventura, han conocido este jueves la innovación en tecnología que se ha realizado en esta Unidad de Farmacia de Pacientes Externos, visitando las cabinas de atención al usuario, el almacén robotizado y el dispensador automático de medicamentos.

En el acto de presentación de este nuevo Servicio de Registro y Promoción a la Adherencia a Medicamentos en Pacientes Ancianos (SAMPA) han participado también el gerente del sector Zaragoza 2, José Manuel Aldámiz-Echeverría, la jefa de Farmacia, Reyes Abad, y el gerente del Salud, Javier Marión.

Tras conocer estas instalaciones, el presidente aragonés se ha mostrado "satisfecho y orgulloso como paciente como responsable político" del impulso a esta Unidad de Farmacia y ha elogiado a los profesionales "insuperables" de la medicina que hay en Aragón y que no se limitan a cumplir con su labor sino que, además, posibilitan el avance de la investigación y la mejora de los servicios.

Ha recordado que al llegar al Gobierno en 2015 su prioridad era recuperar los servicios públicos de la Comunidad, la educación, los servicios sociales y la sanidad y "eso ha supuesto postergar otras prioridades, pero este esfuerzo está dando sus frutos, ha valorado.

En Sanidad, se han incrementado en 500 millones de euros los recursos en los tres últimos presupuestos, para colaborar con los "magníficos profesionales" de la Comunidad para que la atención sea "más efectiva". En este punto, ha detallado que la inversión en tecnología sanitaria era en 2012 de tres millones de euros y ha alcanzado los 33 millones en 2017, un esfuerzo del que "estamos satisfechos".

Este año han aumentado las plazas y se están atendiendo las reivindicaciones de los profesionales. Como ejemplo, Lambán ha detallado que se trabaja para que los médicos de familia no superen las 1.600 cartillas asignadas y dispongan del tiempo necesario para tratar a sus pacientes, así como ha expresado la disposición del Gobierno aragonés al diálogo.

"UN SUEÑO"

El gerente del sector Zaragoza 2, José Manuel Aldámiz, ha agradecido el esfuerzo de las más de cien personas que posibilitan prestar este servicio público, indicando que esta mejora se ha llevado a cabo durante un año y medio "largo".

Por su parte, la jefa de Farmacia, Reyes Abad, ha subrayado que este servicio es "un sueño", un proyecto "innovador y único en España", no tanto por la automatización del mismo, algo que ya se ha implantado en otros hospitales, sino porque se realizar de una manera "integral".

Ha detallado que el servicio se presta a pacientes no hospitalizados y que tienen un tratamiento crónico, "de especial vigilancia y control". El servicio atiende a 200 personas diarias y se realizan más de 56.000 dispensaciones al año, lo que supone el 50 por ciento del gasto farmacéutico del hospital, unos 44 millones de euros en este servicio.

Abad ha resaltado las ventajas que ofrece al paciente, al reducir los tiempos de espera e incrementarse las horas de atención en un 33 por ciento, "hasta ahora por la mañana, pero en breve también por la tarde". Ha detallado que el servicio se destina a pacientes crónicos, con VIH, oncológicos o con insuficiencia renal crónica, entre otros, señalando que los enfermos crónicos "incumplen hasta en un 50 por ciento de los casos su tratamiento" y este sistema permitirá detectar su adherencia al mismo.

DISPENSACIÓN HOSPITALARIA

Los medicamentos que se dispensan en la Farmacia de Externos del Hospital no se pueden recoger en las farmacias comunitarias, ya que la ley exige su dispensación hospitalaria por la elevada complejidad de los tratamientos y por la necesidad de supervisión y control específico en el área de atención especializada.

Esta Unidad del Servet es la más grande de todos los hospitales de Aragón. El presupuesto anual es de 44 millones de euros, lo que supone el 50 por ciento del gasto en medicamentos en todo el hospital. En 2017 fueron atendidos en ella cerca de 8.000 pacientes con más de 56.000 dispensaciones y 40.000 visitas.

El elevado volumen de usuarios atendidos, la complejidad de su atención y el impacto económico de los medicamentos allí manejados han motivado a los profesionales, impulsados por la Gerencia del centro, a participar en este ambicioso proyecto de modernización como es la robotización en la dispensación, que ha supuesto la tecnificación en las áreas de seguridad y trazabilidad completa de los medicamentos, un mayor seguimiento en el cumplimiento de los tratamientos, eficiencia de los procesos al ajustar los stocks y reformas del área de atención humanizando las instalaciones.

El proceso de cambio comenzó en 2016, cuando el Hospital se presentó al proyecto europeo STOPand Go, de Compra Pública Innovadora, que ha permitido poner en la iniciativa SAMPA, cuyas siglas responden a Servicio de Registro y Promoción de la Adherencia a Medicamentos en Pacientes Ancianos atendidos en la Unidad de Pacientes Externos de Farmacia del Hospital Miguel Servet.

El objetivo es ofrecer un servicio integral para la mejora de todo el proceso de atención del paciente externo, con la finalidad de que los medicamentos den los mejores resultados en la salud de los pacientes, utilizando para ello rediseño de procesos y estructuras, la automatización y el uso de tecnologías digitales, el empoderamiento de los pacientes, la entrega de medicación con la máxima disponibilidad y todo ello con la mayor eficiencia.

La gran mayoría de los pacientes que requieren el servicio de Farmacia de Externos sufren enfermedades crónicas. Se ordenan bajo estas líneas las mayoritarias por volumen de pacientes: infección de VIH; enfermedades oncológicas; insuficiencia renal crónica; déficit de hormona de crecimiento; distintas patologías reumatológicas que requieren de terapias biológicas; patologías hematológicas; esclerosis múltiple y hepatitis B y C, entre otras.