Publicado 15/08/2021 08:59CET

La iniciativa 'Entramos hasta la sacristía' muestra espacios poco conocidos de destacados templos de la ciudad

Relieve de la Iglesia del Portillo de Zaragoza.
Relieve de la Iglesia del Portillo de Zaragoza. - IMAGEN CEDIDA POR ALMA MATER MUSEUM

ZARAGOZA, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

La iniciativa 'Entramos hasta la sacristía', promovida por la Archidiócesis de Zaragoza, a través de su Delegación de Patrimonio Cultural, con la coordinación de Alma Mater Museum y en colaboración con las parroquias, muestra espacios poco conocidos de cinco destacados templos de la capital aragonesa.

El director científico del Alma Mater Museum de Zaragoza, Sergio Blanco, ha manifestado, en declaraciones a Europa Press que se trata de que el visitante "conozca las partes que habitualmente no se ven de las distintas iglesias", con el propósito "no solo de enseñar, sino de que la persona conecte tanto con el lugar, como con el entorno histórico".

Se trata de explicar por qué existe cada templo, qué influencia tuvo el barrio donde se asienta para que se construyera y cómo ha sido su relación con el lugar donde se encuentra y sus habitantes a lo largo de la historia, ha detallado Blanco, así como de dar acceso a criptas, torres, coros y otros lugares que habitualmente no se visitan porque no están dedicados al culto "y que queremos enseñar", además de poner los edificios en su contexto histórico, ha dicho.

A su entender, esta iniciativa muestra la parte desconocida de un patrimonio conocido, como son los cinco templos en los que se ha puesto en marcha, las iglesias de la Magdalena, Santa Engracia, San Felipe, San Gil y Nuestra Señora del Portillo de la capital aragonesa.

'Entramos hasta la sacristía' comenzó el pasado 15 de julio y hasta el 8 de agosto habían participado en ella unas 250 personas. Tiene vocación de continuidad y se extenderá a nuevos espacios en próximos meses, además de crear rutas por pueblos de la Archidiócesis de Zaragoza con importantes monumentos y museos parroquiales.

IMPRESCINDIBLE CONOCER

El director científico del Alma Mater Museum de Zaragoza ha destacado los aspectos más interesantes de cada uno de los cinco templos y, por ejemplo, de la parroquia de la Magdalena ha dicho que es una "joya del arte mudéjar" de Aragón, un templo que antes fue una mezquita y cuya torre actual formaba parte de ella. En las visitas, que tienen lugar los jueves, a las 11.00 y 17.30 horas, y los sábados a las 11.00 horas, se ahonda en éstas y otras cuestiones.

En el caso de la Iglesia de San Gil, Sergio Blanco ha subrayado que es una iglesia fortaleza, de las que hay pocas en los cascos urbanos de las ciudades, y de ella se expone esa parte defensiva. También ha comentado que en esa zona hubo un barrio de cocineros y panaderos franceses que influyeron mucho en su construcción y culto.

'Entramos en la sacristía' visita este templo los viernes, a las 19.45 horas. De la Iglesia de San Felipe, Blanco ha destacado su carácter barroco, un época en la que hubo un impulso de las devociones populares que se mantienen hasta la actualidad, como la Semana Santa, aspecto en el que se inicie en la visita, que se celebra los jueves, a las 19.45 horas.

En el templo de Santa Engracia, se analiza su carácter de iglesia paleocristiana y su vinculación con los mártires de la ciudad --se puede visitar los sábados a las 19.45 horas--, mientras que en el Portillo se resalta el papel de la mujer y de las heroínas de Los Sitios de Zaragoza, pudiendo conocer este aspecto del templo los domingos, a las 18.00 horas.

Las visitas son realizadas por un equipo de personas con formación en Historia o Historia del Arte y están coordinadas por Alma Mater Museum. Su precio es de ocho euros. Las reservas pueden realizarse en el teléfono 976 399 488, en el correo 'info@almamatermuseum.com', en la web 'www.almamatermuseum.com', o directamente en la sede del Alma Mater, en Plaza de la Seo.