La localización de los cadáveres de los fusilados en Murillo de Gállego en la Guerra Civil concluirá en julio

Actualizado 24/06/2008 22:44:54 CET

HUESCA, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

La localización de los cadáveres de los 16 ciudadanos republicanos fusilados por soldados fascistas en una saca perpetrada el 24 de octubre de 1936 en la localidad altoaragonesa de Murillo de Gállego concluirá en los primeros días del próximo mes de julio, según indicó a Europa Press el representante de los familiares, Toño Ubieto.

Ayer, lunes 23 de junio, fueron localizados un fémur y una cadera en el lugar exacto donde el saber popular ubicaba el lugar de fusilamiento, un emplazamiento que llevaban mes y medio rastreando los investigadores y que ayer repasaban prácticamente por última vez.

Ubieto indicó que si los restos hallados son de los fusilados en la Guerra Civil podrán ser identificados. Algunos, como un maestro, por medir 1,93 metros de altura; otro por ser un anciano de 71 años. Los demás por las pruebas de ADN que se cotejarán con el de los familiares de sangre actualmente vivos.

El director de la excavación es Javier Navarro y el arqueólogo forense es el bilbaíno Javier Ortiz, miembro de la Fundación Aranzadi. Ambos están asistidos por varios voluntarios, que emplearán unos 10 días en sacar los restos. Después de identificarlos los entregarán a sus familiares.

El 24 de octubre de 1936 fueron fusilados tres vecinos de Murillo de Gállego y otros 13 ciudadanos republicanos de diversos pueblos de la provincia de Huesca que fueron detenidos durante los primeros meses de la Guerra Civil y encarcelados en las prisiones de Huesca y Ayerbe.