López de Hita (CEPYME) recuerda que las pymes son "el eslabón más frágil de la cadena" ante la situación de GM

Actualizado 03/06/2009 15:42:49 CET

ZARAGOZA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa Aragonesa (CEPYME-Aragón), Aurelio López de Hita, recordó hoy que ante la situación que atraviesa la planta aragonesa de General Motors, ubicada en Figueruelas (Zaragoza), las pymes han sido y siguen siendo "el eslabón más frágil de la cadena", porque los problemas de esta factoría inciden sobre ellas de forma directa.

En declaraciones a los medios de comunicación tras firmar un acuerdo de colaboración con SERES, López de Hita se refirió a la venta por parte de General Motors de sus factorías europeas al fabricante canadiense Magna, entre otros inversores.

A este respecto, observó que la negociación con General Motors para vender las plantas europeas "irá lenta, pero confío en que la situación se aclare, aunque haya que ceder algo en la negociación".

En este sentido, agregó que "confiamos en que los trabajadores --los 7.500 de la planta de Figueruelas y los casi 20.000 en total, contando con las empresas auxiliares, que dependen de GM en Aragón--, comiencen a ver la luz" pronto.

Sobre la intención de Magna de recortar 10.000 puestos de trabajo de las factorías europeas, López de Hita coincidió con el ministro de Industria, Miguel Sebastián, al apelar a la "productividad" y competitividad de la planta de Opel en Figueruelas.

No obstante, si se plantea un recorte de 10.000 empleos y GM Europa da trabajo a 55.000 personas, "hay que ser realista y pensar que algo nos tocará, aunque menos que otras factorías que son menos competitivas que la nuestra".

Por otra parte, el presidente de CEPYME Aragón valoró que el Ejecutivo autónomo están poniendo "interés y energía, están pendientes", en todo el proceso para defender los intereses de Figueruelas.

"Somos conscientes y tenemos la certeza de que el Gobierno de Aragón está muy preocupado con la situación actual y negocia soluciones", para salvar en las mejores condiciones posibles la planta de Figueruelas, porque esta factoría es "el estandarte y la locomotora de la industria de la automoción en Aragón", concluyó.