Martínez (Cs) propone crear una oficina de captación de inversiones para que Aragón sea "la Alemania española"


Javier Martínez (Cs) propone crear una oficina de captación de inversiones para
EUROPA PRESS
Publicado 19/03/2019 12:12:00CET

ZARAGOZA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto del grupo parlamentario de Ciudadanos (Cs) en las Cortes de Aragón, Javier Martínez, ha propuesto este martes crear una oficina autonómica especializada en atracción y gestión de inversiones para que Aragón no sea "la China de España", sino "la Alemania española".

La oficina especializada permitiría diversificar la economía, reducir la dependencia de algunos sectores productivos, impulsar los emergentes y adaptar la economía regional a los "cambios radicales" que se están produciendo, ha considerado Martínez en rueda de prensa. Otra función sería "dar un tratamiento especial a las zonas en peligro y retener talento", como es el caso de las cuencas mineras de Teruel.

De esta forma, se agilizarían los trámites y se coordinarían las acciones en este sentido, incluyendo a los Departamentos vinculados a la economía, pero también el de Educación para cambiar el modelo formativo, así como a los agentes sociales y económicos.

El diputado autonómico ha apostado por modernizar todos los sectores productivos para "innovar y avanzar", realizando "un esfuerzo", por ejemplo, en los sectores tecnológicos, ya que solo el dos por ciento de los empleos de este ámbito en España se generan en Aragón por un 40 por ciento de la Comunidad de Madrid, el 24 por ciento de Cataluña, el 10 por ciento en Andalucía y el seis por ciento en la Comunidad Valenciana.

Ha expuesto que Aragón tiene "un potencial enorme" y que hay empresas que están buscando dónde localizarse, lo que exige "poner la alfombra roja a todas las empresas" para que asienten su negocio de forma "fácil y barata".

ESPEJISMO

Martínez ha alertado del "espejismo" que el Gobierno regional de Javier Lambán puede haber creado en materia económica, al considerar que el crecimiento sostenido del PIB aragonés no ha impedido la aparición de "desajustes" que han puesto "en peligro" el desarrollo de la economía.

Es el caso de la "dependencia absoluta de determinados sectores", entre los que ha citado la automoción, que vuelve a requerir ayudas públicas, y la energía, con el cierre en 2020 de la Central Térmica de Andorra.

Además, "la bonanza económica no se está trasladando en la misma medida al bolsillo de los aragoneses", cuyo salario medio es de 1.536 euros al mes frente a los 1.657 del conjunto de España, por lo que "tendríamos que realizar ciertos ajustes".