Actualizado 01/12/2008 18:51

Medio centenar de personas se concentra en Teruel para mostrar su rechazo a la violencia de género

TERUEL, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Grupo 8 de Marzo de Teruel realizó hoy una nueva actividad en su lucha contra la violencia doméstica. En meses alternos, el primer lunes de mes, el grupo realiza una concentración a las puertas del Ayuntamiento, encuentro en el que hoy han participado medio centenar de personas.

La concentración, en la que se han guardado tres minutos de silencio, ha estado encabezada por el alcalde de Teruel, Miguel Ferrer; el presidente de la Diputación Provincial de Teruel, Antonio Arrufat; el presidente de la Comarca Comunidad de Teruel, José Luis López, así como varios concejales y representantes políticos.

Tras la concentración, la portavoz del Grupo 8 de Marzo, Silvia de la Merced, recordó que estos actos "sirven para protestar, para denunciar las continuas muertes que, a causa de la violencia de género, se producen en la actualidad".

De la Merced destacó que, en lo que va de año, más de 60 mujeres han sido asesinadas, dos de ellas este mismo fin de semana en Valencia y Pontevedra. Por eso, desde el Grupo 8 de Marzo quieren recordar a la sociedad "que estamos frente a un grave problema al que no debemos dar la espalda".

A pesar de que "cada vez hay más iniciativas políticas y sociales, siguen faltando recursos económicos para atender y proteger a las víctimas", apuntó De la Merced. Además, destacó la importancia de la educación "para erradicar la mentalidad machista que suele ser el caldo de cultivo del que se alimenta este tipo de violencia".

Por su parte, el alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, tras indicar que estas concentraciones se llevan a cabo los primeros lunes de mes, cada dos meses, aseguró que era "una coincidencia" que se celebrara hoy, pero advirtió que los dos asesinatos del fin de semana "han hecho más necesario el recordar a la sociedad que con violencia no se consigue nada".

El Grupo 8 de Marzo está compuesto por diferentes asociaciones turolenses, entre ellas los sindicatos UGT y CC.OO., la Asociación Turolense de Inmigrantes Solidarios (ATIS), Cáritas, el Centro de Profesores y Recursos de Teruel, Cruz Roja, el Instituto Aragonés de la Mujer, la Subdelegación de Gobierno, FAPAR, CEPAIM, la Fundación San Ezequiel Moreno y el propio Ayuntamiento de Teruel.