Publicado 04/11/2015 17:30CET

El PAR advierte de que en otras CCAA apenas pagan por las sucesiones

Lucía Guillén, Elena Allué y Jesús Guerrero
PAR

ZARAGOZA, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

La diputada del PAR en las Cortes de Aragón, Elena Allué, ha rechazado este miércoles la decisión del Gobierno autonómico de suprimir las bonificaciones del impuesto de sucesiones y la exención en donaciones de hasta 300.000 euros. Ha afirmado que los aragoneses "somos desiguales" respecto de otras Comunidades, como Madrid, donde apenas pagan por este gravamen.

En rueda de prensa, Elena Allué ha presentado una proposición no de ley que defenderá en la sesión plenaria de las Cortes de este jueves, en la que el PAR propone reducir de forma progresiva el impuesto de sucesiones hasta llegar al mínimo obligatorio del uno por ciento, empezando por reducirlo un 75 por ciento el año próximo.

Ha pedido que la política fiscal sea "más prudente y tendente a la recuperación de las economías familiares y empresariales", afirmando que este impuesto es "injusto", puesto que los titulares de los bienes ya pagan por los mismos en vida. Además, la crisis ha motivado que muchas personas renuncien a heredar por las deudas asociadas y la elevada presión fiscal "en comparación con otras Comunidades".

Mientras en Madrid se ha suprimido hasta el 99 por ciento, "en Aragón estamos esquilmando a las clases medias y las empresas familiares", ha lamentado Elena Allué, quien ha recordado que, constitucionalmente, todos los españoles somos iguales ante la ley.

A juicio de Allué, el "único afán" del Gobierno de Aragón con esta medida es recaudar más, pero suprimiendo las bonificaciones "se va a recaudar menos", ha pronosticado, añadiendo que no todos los impuestos cumplen la misma función.

Ha recordado que, cuando ha gobernado, el PAR ha propiciado la disminución efectiva de este impuesto, añadiendo que si la Comunidad no se encuentra entre las regiones con mayor número de renuncias a herencias es porque su partido apostó por esta política.