La parroquia de La Merced de Teruel organiza una rastrillo cuya recaudación se destinará a un comedor infantil en Guinea

Actualizado 24/12/2007 20:05:22 CET

TERUEL, 24 Dic. (EUROPA PRESS) -

La parroquia de la Merced de Teruel ha organizado una nueva edición de la campaña solidaria de Navidad que este año consiste en un rastrillo solidario en el que se recoge dinero para poder luchar contra la desnutrición infantil.

Concretamente, la recaudación está destinada a un comedor en el que se alimenta durante todo el año a 250 niños, en Guinea Ecuatorial, que gestiona la organización no gubernamental CILA, de las Terciarias Capuchinas y en la que también trabaja personal seglar.

Según informa la página web de la Diócesis de Teruel y Albarracín, el origen de la desnutrición de esos niños es la falta de recursos familiares y el paludismo, enfermedad que causa muchas muertes. Así, hace trece años morían 40 niños cada mes, mientras que ahora esa cifra se ha reducido a dos o tres.

Los organizadores del rastrillo explican que prefieren recoge dinero en vez de alimentos porque estos últimos se estropean durante el viaje en contenedores y cuesta mucho dinero mandarlos.

Asimismo, animan a los turolense a colaborar con esta iniciativa ya que "nosotros celebramos la Navidad por todo lo alto y qué nos supone un euro más o menos". Sin embargo, "con un euro al día puede comer un niño y ellos están felices y agradecidos por lo que nosotros hacemos por ellos".