"Paseos por la Zaragoza de las Mujeres" propone 16 rutas para conocer la ciudad con perspectiva de género


Zaragoza.- Un libro propone 16 rutas y actividades didácticas para conocer y vivir la ciudad con perspectiva de género
EUROPA PRESS
Publicado 30/05/2019 13:47:03CET

ZARAGOZA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El libro "Paseos por la Zaragoza de las mujeres" propone 16 rutas por los barrios con actividades didácticas para conocer, sentir y vivir la ciudad desde una perspectiva de género, al tiempo que reconoce el protagonismo histórico de las mujeres y abrir la mirada para descubrir las posibilidades del espacio urbano.

La publicación, editada por el Servicio de Igualdad del Ayuntamiento de Zaragoza, es una obra coral de las autoras Gloria Álvarez, Cristina Baselga, Concha Gaudó, Carmen Romero, Inocencia Torres y la ilustradora Aurora Verón.

La concejal de Educación e Igualdad en funciones, Arantza Gracia, ha presentado el libro en rueda de prensa acompañada de la jefa del servicio de Igualdad, Ana Gaspar, y de la autora, Concha Gaudó.

Arantza Gracia ha explicado que el libro es continuación de la reedición en 2018 del "Callejero de La Zaragoza de las Mujeres" y su publicación obedece a cuatro líneas de trabajo que son dar cumplimiento al II Plan de Igualdad del Ayuntamiento de Zaragoza; avanzar en la estrategia de ciudad educadora para construir una ciudadanía con más conciencia de género; realzar los barrios como núcleos de relación y de espacios donde se tejen redes; y trabajar desde la institución con quienes quieren una ciudad más empoderada.

Ha informado de que las autores firmarán ejemplares en la caseta del Ayuntamiento de Zaragoza de la Feria del Libro el día de la inauguración, este viernes, 31 de mayo, en la plaza del Pilar, y también el día 7 de junio.

VER, VIVIR Y SENTIR

La jefa del Servicio de Igualdad, Ana Gaspar, ha indicado que la finalidad de esta publicación es "ver, vivir y sentir la ciudad desde la óptica feminista con un repaso de la historia de la ciudad barrio a barrio y entrando en el detalle del mobiliario, el tejido asociativo, además de recuperar la figura de las mujeres del pasado.

Ana Gaspar ha detallado que las rutas propician un conocimiento didáctilo feminista con el objetivo de que llegue a toda la ciudadanía. Asimismo buscan provocar una reflexión y seguir las huellas de las mujeres en la construcción del espacio público y su aportación para hacer una ciudad "más igualitaria, inclusiva y participativa".

La autora Concha Gaudó ha añadido que el libro invita a que los lectores se pregunten si la ciudad construida por los hombres sirve a las necesidades de las mujeres, ya que los expertos insisten en la necesidad de que a los usuarios de las calles, en su mayoría mujeres, se les pregunte por las necesidades y carencias y "poner su vida en primer plano antes de adoptar decisiones urbanísticas".

Esta autora ha tenido palabras de elogios para la ilustradora Aurora Verón, que no ha podido acudir a la presentación, y de la que ha destacado que "transforma las ideas en imágenes que engrandece y amplifica al tiempo que simplifica y facilita su comprensión".

El libro recoge alrededor de 200 ilustraciones de edificios visiblemente icónicos y representativos de todos los barrios de la ciudad, "que se identifican perfectamente al primer golpe de vista", ha destacado.

Concha Gaudó ha relatado que la elaboración de este libro les ha llevado a las cinco autoras y la ilustrados varios años de trabajo y "sesuda" investigación. "Ha sido un trabajo exhaustivo porque aborda aspectos más cercanos a los que hemos aportado nuestro propio bagaje profesional".

VECINOS Y HÁBITAT

Ha reconocido que uno de los aspectos más gratificantes ha sido visitar los barrios y ver que hay "personas interesantísimas en la calle, ver sus actividades, cómo se desplazan. Se trata de ir a cualquier calle y pensar en la relación de vecindad con el hábitat".

Como ejemplo ha citado el Grupo de viviendas Vizconde de Escoriaza, en el barrio de Las Fuentes, creado en 1949, y que es una colonia obrera de la sociedad Tranvías de Zaragoza para sus trabajadores. Los bloques se disponen alrededor de un patio interior en cuyo centro están la capilla, la escuela y el economato, que constituyen unos servicios que dejaban tiempo libre a las mujeres para salir a trabajar fuera de su casa.

"Es el único que queda en Zaragoza y hay que conservarlo porque es un hábitat vecinal que facilita la vida a las mujeres en una época en la que no había conciliación. Es un modelo que se transfiere en la actualidad al cohousing o coviviendas con amplios espacios comunitarios".

ESTRUCTURA DEL LIBRO

En cada distrito, los recorridos propuestos están señalados en un plano, donde se localizan también los lugares significativos. Incluyen una explicación histórica de la génesis y evolución del barrio y sus características principales, pero no son completos y cerrados, sino sugerentes y complementarios.

En el relato del recorrido se especifican los distintos usos, servicios, edificios, monumentos y elementos más destacados, teniendo en cuenta las necesidades de las mujeres. Los hitos más importantes del recorrido están destacados con unos dibujos esquemáticos acompañados por una breve explicación.

Para facilitar el uso didáctico, se ofrece una amplia batería de actividades para presentar y sugerir las múltiples perspectivas e itinerarios desde los que se puede conocer la ciudad. Las actividades generales están referidas a aspectos comunes y las específicas de cada barrio, en su mayoría, hacen referencia a los lugares destacados en los recorridos.

Estas actividades quieren invitar a abrir la mirada al entorno para conocerlo y aprovechar las posibilidades que brinda. Por eso muchas veces son sugerencias, preguntas interiores, que no requieren una respuesta, y palabras de mujeres que, desde las placas de las calles, invitan a la reflexión o a la creatividad.

El libro recoge reflexiones y miradas para poder disfrutar de los barrios y conocer su desarrollo. Continúa poniendo relevancia los nombres de las calles como elemento simbólico que pone en valor a mujeres que puedan servir de referencia en la construcción de identidades, pero también otros elementos como la decoración urbana y el arte en la vía pública.

Así se reseñan obras de autoría femenina para conocer y reconocer a las autoras y las que reproducen a mujeres, para hacer, si es necesario, una relectura de la iconografía desde el feminismo.

En la sección 'Palabras para el camino' se recopilan textos de mujeres que son protagonistas en el callejero zaragozano de cada paseo. Por último, se incorpora una bibliografía sucinta, de uso para los paseos. Dada la finalidad didáctica del libro, y a su gran variedad temática, solo se reseñan algunas obras generales de consulta o las que resultan muy prácticas para ampliar el contenido urbanístico y artístico en los propios recorridos.

Contador