Actualizado 23/11/2018 17:41

El Pirineo oscense registra un 53% más de fallecidos en accidente de montaña este verano en comparación con el anterior

Helicóptero de rescate
GUARDIA CIVIL

HUESCA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Pirineo oscense ha registrado un 53 por ciento más de fallecidos en accidentes de montaña este verano, que en el mismo período del año anterior, según los datos que se desprenden del balance de rescates en montaña estival en la provincia de Huesca.

Los datos han sido presenrados este viernes por la subdelegada del Gobierno de España en Huesca, Isabel Blasco, junto al teniente coronel Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Francisco Javier Vélez, del Comandante Jefe de la Unidad Aérea de Huesca, Alberto Rodríguez, y el Teniente Jefe de la Sección de Montaña de Jaca, Santiago Gómez.

En concreto, la Guardia Civil de Montaña ha llevado a cabo en la época estival, comprendida entre los meses de mayo a octubre, 340 rescates y ha auxiliado a 580 personas, 20 de ellas fallecidas. El número de muertes ha supuesto un 53 por ciento de aumento con respecto a la temporada anterior. También destaca el incremento de más del 50 por ciento de los rescatados ilesos.

Las condiciones de la montaña, tras las nevadas del invierno, han estado detrás de buena parte de estos accidentes, según ha
señalado el Teniente Jefe de la Sección de Montaña de Jaca de la Guardia Civil, Santiago Gómez.

"El dato más negativo es que hemos pasado de 13 fallecidos en la época estival de 2017 a 20 este verano, lo que supone un aumento del 53 por ciento", ha incidido Gómez, quien ha recodado que "ya avisamos al finalizar la campaña invernal sobre la gran cantidad de nieve que había caído este invierno y de las grandes precipitaciones en forma de agua de la primavera y han hecho que las condiciones de la montaña este verano estén mucho más peligrosas y, como predijimos y hemos acertado, ha aumentado el número de rescates y de accidentes graves".

Entre las actividades que provocan mayor número de accidentes destacan por número de rescatados el senderismo, con un 34,1 por ciento de los casos; alta momntaña, con un 27 por ciento y con un 18,5 por ciento barranquismo. En cuanto a las causas de los accidentes, el 34,7 por ciento se produjeron por tropiezos y caídas en el mismo nivel, el 13 por ciento por problemas físicos y se contabilizaron un 8 por ciento como estravíos.

Gómez ha mencionado las diferencias que existen entre el verano y el invierno en cuanto a los accidentes y los rescates. "Se producen más accidentes en verano, de hecho, el verano puede reunir al 75 por ciento de los accidentes del año, pero en invierno es más fácil que un rescate se complique, debido a la escasez de horas de luz, a que la meteorología es más hostil, con grandes nevadas, ventisca y niebla, que impiden que el helicóptero pueda volar y no hay que olvidarse de las bajas temperaturas".

SIERRA GUARA

Una de las zonas de la provincia oscense donde más accidentes se producen es en la Sierra de Guara y es que, según Gómez, "para los aficionados al barranquismo es de las zonas más bonitas y espectaculares prácticamente de toda Europa y viene gente de toda España, también de Francia y de otros países de Europa, gente con mucho conocimiento de montaña y gente con menos y al realizar este tipo de actividades nadie está exento de sufrir un acccidente".

El perfil del rescatado corresponde al de una persona de entre 41 y 50 años, un 24 por ciento de ellos no está federado y realiza la actividad sin guía profesional. En un 56,5 por ciento de las
ocasiones sufre un accidente por sobreestimación de sus posibilidades, seguido de la falta de nivel técnico, en un 50 por ciento, o falta de preparación física, en un 38,5 por ciento. Otra de las causas más comunes es la carencia en la planificación de la actividad, en un 21,60 por ciento de los casos.

Del total de personas rescatas, un 23 por ciento son extranjeras y un 22 por ciento proceden de la Comunidad Autónoma de Aragón.

Más información