Pirineos Sur cierra su XXVIII edición con cerca de 50.000 espectadores

Publicado 28/07/2019 14:25:35CET
Uno de los conciertos en Pirineos Sur
Uno de los conciertos en Pirineos Sur - JAVIER BROTO - Archivo

SALLENT (HUESCA), 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

Pirineos Sur cierra este domingo su XXVIII edición tras recibir cerca de 50.000 espectadores, con más diversidad y nuevos públicos. Este proyecto, surgido desde la Diputación Provincial de Huesca (DPH), se ha consolidado en la oferta cultural de verano en el Valle de Tena.

La directora del festival, Begoña Puértolas, se ha mostrado "más que satisfecha con una edición que ha vuelto a conseguir una fantástica respuesta por parte del público". "Hemos logrado ofrecer una programación complementaria y muy equilibrada entre los diferentes escenarios".

"Y el balance positivo que hacen las empresas que han gestionado el recinto de Lanuza es también importante para la Diputación Provincial de Huesca", ha asegurado, para resaltar "el importante refuerzo que el festival supone para el turismo en el Valle de Tena, que este año ha rozado el cien por cien de ocupación prácticamente todos los días".

Por su parte, el programador de los conciertos de Lanuza, Sergio Vinadé, uno de los socios de la UTE Big Pam, encargados de la explotación de este recinto del festival durante esta edición, ha reconocido que "es el primer año que programamos los conciertos del Anfiteatro de Lanuza y no podemos estar más satisfechos. Era todo un reto estar a la altura del historial de un festival tan importante, pero creemos que ha merecido mucho la pena.".

A lo largo de los 17 días en los que se ha sucedido la XXVIII edición de Pirineos Sur, su directora ha destacado "la especial conexión del festival con la naturaleza". Begoña Puértolas tiene claro que "Pirineos Sur es un festival diferente a otras propuestas y, sin duda, el entorno en el que se desarrolla es una de sus principales señas de identidad".

"Prácticamente el cien por cien de los espectáculos se celebran en entornos naturales, pero con las Experiencias en la naturaleza se ha abierto este año un formato de espectáculo que permite disfrutar de la cultura de forma diferente y una mayor conexión con el territorio", ha manifestado.

NOCHES PARA EL RECUERDO

En esta edición se ha apostado por la apertura de estilos sin perder nunca la identidad que ha caracterizado a Pirineos Sur y se han vivido noches que van a quedar para el recuerdo. "Lo que vivimos con Andrés Calamaro y Kase. O juntos en el escenario va a pasar a la historia del festival. Fue algo espectacular e irrepetible", ha afirmado Vinadé.

"También tuvimos la suerte de ver a dos de los mejores grupos de rock de los 80; reencontrarnos con un magnífico Jorge Drexler que acabó en el agua al terminar el concierto; vivir la entrega total del público con Lee "Scratch" Perry, Third World y Green Valley; y asistir a los conciertos irrepetibles de Martirio y Chano Domínguez, homenajeando a Bola de Nieve, y la colaboración especial de Toquinho con Silvia Pérez Cruz y Javier Colina", ha resumido.

Una de las principales apuestas de esta edición era renovar la oferta gastronómica en la carpa de Lanuza, "y el resultado ha sido inmejorable, con el restaurante lleno todos los días antes de los conciertos", ha apuntado.

Una año más, el público mayoritario ha sido el aragonés, fiel edición tras edición. De hecho, este año el 56 por ciento de los asistentes han llegado de la propia Comunidad autónoma. Sin embargo, el mapa territorial ha estado significativamente representado con un 12 por ciento de Cataluña, un 10 por ciento del País Vasco, un 7 por ciento de la Comunidad de Madrid e, incluso, más de 7.000 personas venidas desde puntos tan dispares como Andalucía, Galicia, Extremadura, Canarias o Baleares, entre otros.

Asimismo, un 12 por ciento del total provenía fuera de España, donde Francia sigue siendo un aliado incondicional, aunque también han llegado desde Tel-Aviv, Montreal o Berlín.

PIRINEO SUR TERRITORIO

En torno a 28.000 personas, animadas por un clima inédito en Pirineos Sur y una programación gratuita pensada para todos los públicos, han participado en las más de 70 actividades que componían el cartel de Pirineos Sur Territorio, que se ha desarrollado durante diez días ininterrumpidos y que concluirá este domingo con el concierto de Mon Laferte, a las 22.30 horas.

Tal y como ha detallado la directora del Festival, Begoña Puértolas, "la programación de Pirineos Sur Territorio responde a la esencia del festival con actos muy variados en cuanto a ritmos y diversidad geográfica. Y es imprescindible destacar la sensibilidad del público de Sallent de Gállego, capaces de acoger con el mismo entusiasmo propuestas radicalmente diversas".

Pero además, esta nueva edición ha servido para profundizar en la relación entre la cultura y la naturaleza, con la celebración por primera vez de cuatro actuaciones en rincones en plena naturaleza y accesibles solo a pie.

El Ibón de Asnos, a 2.000 metros de altura; la ermita de Santa Elena; la zona de Petrosos (Panticosa) y la explanada de la yurta en Formigal, han acogido los conciertos de Jerez Texas, Zazurca Producciones, Vegetal Jam y Rumbo Tumba.

El circo ha sido de nuevo otro de los atractivos del certamen, con mil espectadores en las distintas funciones, así como parte del corazón de Pirineos Sur en Sallent se ha encontrado en los Mercados del Mundo, la carpa de Acción contra el Hambre y esa suerte de plaza popular que se ha estrenado de forma casi espontánea en esta edición formada por La Barraca, La Tartana y La Cantina de Teatro sobre Ruedas.

Para leer más