Actualizado 01/12/2015 19:45 CET

El Presupuesto de Aragón asciende a 5.129 millones

Fernando Gimeno y Antonio Cosculluela
EUROPA PRESS

   Sin los nuevos impuestos no se podría financiar el Presupuesto, resalta Gimeno

   ZARAGOZA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El consejero de Hacienda y Administración Pública del Gobierno de Aragón, Fernando Gimeno, ha entregado este martes al presidente de las Cortes, Antonio Cosculluela, una copia informática del proyecto de ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2016 y de la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas, iniciativas que ha aprobado el Consejo de Gobierno y que este miércoles calificará la Mesa del Parlamento. Es un Presupuesto "creíble" de 5.129 millones, que aumenta el gasto social en 338,2 millones.

    Este Presupuesto es "social", ha dicho Gimeno, señalando que la cifra global, 5.129,9 millones de euros, baja un 2,3%, aunque se contabiliza un aumento de 350 millones de euros del gasto social, si se incluye la financiación de la deuda a largo plazo de la Universidad de Zaragoza (UZ), de 14 millones, producto de un diálogo que aún no ha concluido. Son 338,2 millones para gasto en sanidad, educación y políticas sociales y otros 14 para la UZ.

   "Los compromisos son muy simples y claros: queremos hacer un Presupuesto creíble, social, viable y que aproxime a la realidad", ha expuesto el consejero, quien ha aclarado que los ahorros financieros no financiarán el gasto corriente en aras a la estabilidad presupuestaria.

   El gasto no financiero asciende a 4.794 millones de euros, lo que es posible porque antes se ha impulsado la Ley de Medidas Tributarias para garantizar los Servicios Públicos, creando ingresos estructurales que permitirán financiar el gasto social. El techo de gasto, que votarán las Cortes en sesión plenaria ordinaria, crece en 140 millones, un 3,01%, lo que lo sitúa en los niveles de 2012.

   "No queremos hacer un Presupuesto falso con ingresos falsos, que es lo que tenemos en este momento", ha afirmado Gimeno, añadiendo que "hemos llegado al límite" del gasto no financiero y de la disminución del gasto financiero, lo que "nos va a permitir hacer política social" y bajar los costes financieros del Presupuesto, con lo que el endeudamiento global apenas crecerá en 2016.

"PARA LAS PERSONAS"

   El presupuesto del Salud crece en 210 millones, situándose en 1.681,4, de los que 288 son para gasto farmacéutico; el de Educación aumenta en 74 hasta alcanzar los 831,2 millones; el del IASS sube en 37 millones y llega a los 339,9; Universidad e Innovación experimenta una subida de 10,7, hasta los 196,4 millones; el de Vivienda Social será de 12,7 millones, con un aumento de 2,8, y el de rehabilitación y regeneración de vivienda se eleva a 12,4 millones, 3,5 más que en 2015.

Este es un Presupuesto "para las personas", con importantes partidas en sanidad, educación, política social y universidad, así como investigación y vivienda social, como el Gobierno ha anunciado "desde el primer momento", ha subrayado el consejero. Para darle este carácter, el Ejecutivo ha tenido en cuenta "la opinión de los que nos han apoyado para tener a Lambán de presidente", en alusión a Podemos, que ha pedido un incremento del gasto social de 405 millones de euros, una subida que en el proyecto de ley se cifra en 350 si se suma la deuda a largo plazo de la UZ.

"Hasta donde hemos podido" han aumentado estas partidas, ha continuado el consejero, quien ha considerado "defendible" la postura de Podemos y ha agregado que también se han valorado las sugerencias de los otros dos partidos que apoyan al Gobierno, CHA e IU.

   La renta básica, que se pondrá en marcha tras la aprobación de una ley en sede parlamentaria en marzo, se incluye con una dotación de cerca de 80 millones de euros, ya que los 90 previstos serán anuales y esta prestación se abonará no desde el 1 de enero, al no estar regulada todavía. El IAI formará parte de la partida por este concepto.

   Además, se duplica el Fondo de Cooperación Local, pasando de 9,6 a 18 millones, para "garantizar todos los gastos" de personal y servicios de las comarcas, ha explicado el consejero. El Presupuesto incorpora 10,3 millones para los municipios dotados en parte con fondos LEADER. Los ayuntamientos podrán decidir "libremente" sobre 18 millones de euros, ha apuntado, y el FITE mantiene su dotación de 60 millones.

   En cuanto a la UZ, Gimeno ha señalado que el Ejecutivo está dialogando para asumir su deuda a largo plazo, de 14 millones de euros, como ya ha hecho con las corporaciones empresariales públicas. La transferencia básica a la Universidad asciende a unos 150 millones de euros, aumentando un 4,29%, y los fondos para investigación un 13,7%, con un total de 12,3 millones.

SITUACIÓN DE PARTIDA

   El proyecto de ley se ajusta al Plan Económico-Financiero para tres años presentado este otoño al Ministerio de Hacienda para recuperar la estabilidad presupuestaria, y contempla una reducción de gastos financieros activos e intereses y amortizaciones de la deuda de 297,4 millones, un 36% menos, mientras que el déficit autorizado baja de 235 a 107 millones, un 53,3% menos. Los intereses bajan un 14,3%, 32,5 millones.

    Además, el Gobierno de Javier Lambán ha querido acercarse al objetivo de estabilidad presupuestaria establecido por la UE y traspuesto a la legislación española, afirmando que la Comunidad Autónoma se aproximará bastante el año próximo.

   Gimeno ha dicho que "partíamos de una situación muy mala, con un déficit muy alto y muchas partidas que no están en el Presupuesto" de este año que condicionan el próximo, ya que se han debido incluir más de 170 millones para gastos de personal, que aumentarán un 1% de forma efectiva, tras el acuerdo alcanzado con UGT y CSIF.

   El proyecto de ley recoge una previsión de aumento de los ingresos tributarios del 5%, resultado de la suma del crecimiento del PIB por encima del 3,1% y la inflación del 1,1%, junto con el aumento del consumo. Los impuestos directos pueden aumentar un 3% y los indirectos un 5%.

   El Gobierno prevé que la financiación autonómica se eleve a 3.118,5 millones de euros, 217 más que en 2015. Además, el año próximo el endeudamiento previsto se reduce a 692,8 millones, un 27,9% menos.

DEPARTAMENTOS

   De los 1.681 millones para salud, los conciertos para paliar las listas de espera ascienden a 5 millones, los convenios de asistencia sanitaria costarán 15,3, el plan de alta tecnología 8,5 y las políticas de salud pública 30,3 millones. Al Hospital de Alcañiz se destinan 3 millones y al de Teruel 240.000 euros, mientras que el futuro centro de salud de Mosqueruela contará con 309.168 euros y el de Illueca con 1,7 millones.

   En Educación, las becas estarán dotadas con 9 millones, aumentando un 50%, y las infraestructuras educativas tendrán un coste de 20 millones, subiendo un 20%. El gasto de personal es de 577,2 millones.

   En Servicios Sociales, el IASS está presupuestado en 339 millones, un 13% más, y las prestaciones a ciudadanos en 256 millones, de los que 32,4 son para el IAI, la atención a la dependencia contará con 78 millones, un 20% más, y la acción concertada 70 millones, mientras que el IAM recibirá 3,2 millones. La política de vivienda social tendrá un coste de 12,7 millones. Además, el Gobierno quiere dotar con 12,3 millones la investigación e innovación y con 91,7 el INAEM, que mantiene su presupuesto.

En cuanto a los ingresos, el total consolidado asciende a 5.129.957.998,63 euros, 124,4 millones menos que en 2015. Del total, 1.328.540,118 euros procederán de impuestos directos, que suben un 0,55%, y 1.857.837.009 de indirectos, que aumentan un 8,22%, mientras que las tasas permitirán ingresar 60.605.740,93 euros, las transferencias corrientes alcanzarán 1.032.032.459,03 euros y los ingresos patrimoniales 18.838.702,71.

    La enajenación de inversiones reales se situará en un millón de euros, según la previsión, las transferencias de capital llegarán a los 135.132.813,17 euros, los activos financieros, 3.089.815,86 euros y los pasivos financieros, 692.881.339,93.

Para leer más