Publicado 14/08/2021 11:59CET

El proyecto de Destino Saludable de la Comarca Andorra-Sierra de Arcos, en Teruel, ejemplo de Turismo Sostenible

El Barranco del Mortero, en Alacón (Teruel), es uno de los espacios naturales que se pueden visitar en la Comarca de Andorra-Sierra de Arcos.
El Barranco del Mortero, en Alacón (Teruel), es uno de los espacios naturales que se pueden visitar en la Comarca de Andorra-Sierra de Arcos. - COMARCA ANDORRA-SIERRA DE ARCOS

ANDORRA (TERUEL), 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Plan de Sostenibilidad Turística en Destino de la Comarca Andorra-Sierra de Arcos ha sido uno de los elegidos por la Conferencia Sectorial de Turismo celebrada el 27 de julio, entre las propuestas presentadas desde toda España. La comarca turolense ha presentado sus cualidades como destino saludable y sostenible, al que quiere añadir nuevas utilidades como punto turístico inteligente.

El programa español de Planes de Sostenibilidad Turística en Destino cuenta con una inversión total de 64 millones de euros, tres de los cuales van a ir a la Comarca de Andorra-Sierra de Arcos. Este presupuesto se distribuye a lo largo de tres años, y es aportado en un 20 por ciento por la propia comarca, mientras el resto se reparte a partes iguales entre el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y el Gobierno de Aragón.

En un territorio que ha perdido sus dos principales activos económicos: la minería y la central térmica, desde la administración comarcal se entendió que el turismo podía ser uno de los nuevos motores de desarrollo, y se decidió explotar sus cualidades.

El Plan quiere "dar a conocer y posicionar la Comarca como enclave turístico" ha afirmado la técnica comarcal de Cultura y Turismo, María Ángeles Tomás. Andorra-Sierra de Arcos se define como un "destino de salud y bienestar", ha explicado y ha remarcado las posibilidades que este territorio ofrece frente a la masificación de otros enclaves.

Por otra parte, Tomás ha reivindicado "la sostenibilidad como elemento diferenciador de la Comarca", con atención al turismo de naturaleza, a cuyos recursos ya disponibles se va a añadir el Camino Natural del río Escuriza, que supondrá la recuperación de las riberas de su cauce y la adecuación como recorrido senderista de los 33 kilómetros que recorre este afluente del Martín, que nace y muere dentro de la Comarca, y a lo largo del cual todavía pueden verse los vestigios de antiguos molinos harineros.

Además, el plan persigue convertir la comarca en un destino de turismo inteligente. "Queremos aprovechar las posibilidades que las nuevas tecnologías permiten para ofrecer un servicio mucho más personalizado, en el que el visitante puede conocer las previsiones meteorológicas, dónde puede ir desde el punto en que se encuentra o si hay mucha o poca ocupación en esos destinos", ha destallado Tomás.

Al mismo tiempo, ha indicado la técnica, se busca "conseguir un 'feedback' de los datos que nos aporten los visitantes: qué es lo más les gusta visitar, cuánto tiempo están, y en general, qué hacen en la Comarca, a fin de mejorar nuestra oferta turística". Con la financiación proveniente del Plan se espera "crear una aplicación para facilitar todos esos servicios", ha especificado.

TURISMO DE LA CALMA

Tomás ha destacado "la calma, la tranquilidad y el equilibrio" que ofrece la Comarca para esos visitantes que, cada vez en mayor número, buscan un "turismo de la relajación". Entre los recursos que ya se disponen en este campo, la técnico enumera algunos ya muy consolidados, como "el balneario de Ariño o el Monasterio del Olivar, donde se ofrecen prácticas de yoga o servicios espirituales".

A este lugar de recogimiento, situado a 4 kilómetros de Estercuel, ya acudía el dramaturgo Tirso de Molina en el siglo XVII en busca de reposo. Ahora, además, este refugio rodeado de pinares y cubierto por un cielo sin contaminación lumínica es un destino certificado Starlight de turismo astronómico, para la observación de estrellas.

La calma es también la constante de otra propuesta de la Comarca, la ruta de slow driving 'The Silent Route' que comparten con la vecina comarca del Maestrazgo. En total, 63 kilómetros de carretera panorámica para recorrer con sosiego, dirigida a "un turista responsable, al que le gusta parar a conocer con calma los lugares que recorre", apunta María Ángeles Tomás.

Igualmente se ha llamado la atención sobre las posibilidades para la práctica deportiva en los cientos de kilómetros de senderos declarados turísticos de Aragón que vertebran la comarca, tanto para recorrerlos a pie como en bicicleta de montaña.

En Andorra-Sierra de Arcos se pueden disfrutar de una amplia oferta de productos agroalimentarios propios de la zona, elaborados de manera natural siguiendo las técnicas tradicionales, como los quesos de cabra o los productos cárnicos de Ejulve, las conservas vegetales de Alacón, la miel de Ariño o el aceite de variedad royal de Alloza, o el de las almazaras de Oliete, donde existe además el proyecto 'Apadrina un olivo'.

En línea con estos ejemplos de gastronomía saludable y sostenible son muchos los establecimientos de Kilómetro Cero, y cada mes se celebra el mercado agroalimentario de Andorra.

Para leer más