Publicado 02/08/2022 15:59

La residencia de mayores Hogar Doz de Tarazona contará con dos unidades de convivencia y una inversión de 784.015 euros

María Victoria Broto visita el Hogar Doz de Tarazona, donde se van a habilitar dos unidades de convivencia.
María Victoria Broto visita el Hogar Doz de Tarazona, donde se van a habilitar dos unidades de convivencia. - GOBIERNO DE ARAGÓN

Un total de 36.892 personas son beneficiarias del sistema de atención a la dependencia en Aragón
TARAZONA (ZARAGOZA), 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

La residencia de personas mayores Hogar Doz de Tarazona contará con dos unidades de convivencia y una inversión de 784.015 euros. El nuevo espacio tendrá 13 plazas, distribuidas en nueve habitaciones individuales y dos dobles, además de salón-comedor y cocina.

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, ha visitado el centro para conocer las obras y ha explicado que las unidades de convivencia "son proyectos en los que la arquitectura busca personalizar los espacios en función del bagaje personal del residente, donde los recuerdos y los objetos de afecto juegan un papel muy importante".

El Ejecutivo ha recordado que la creación de estas unidades de convivencia se enmarca dentro del plan para transformar las residencias de Aragón e implantar el modelo de atención integral centrado en la persona.

En total, en nueve centros públicos se van a habilitar 20 unidades de convivencia, con una inversión de 12,5 millones del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencias gestionado por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, dentro del programa europeo Next Generation.

Dentro de las zonas comunes de convivencia, se dispondrá de espacios específicos en los que cada usuario podrá colocar aquellos objetos que le permitan hacer suyo el espacio, y no solo en la sala común, sino también en cada habitación porque, a lo largo del pasillo, dispondrán de elementos de personalización.

"Son lo que se van a denominar espacios de afecto, donde los objetivos que tienen significado en la vida del usuario --como fotos, libros o cualquier otro recuerdo-- tendrán un lugar propio", ha contado Broto.

COMPARTIMENTADO

Durante la visita, la consejera ha estado acompañada por la directora del centro, Pilar Pérez, y el arquitecto de las obras, Ignacio Grávalos. Este último ha detallado que la obra incluye, además de las habitaciones con sus baños individuales y adaptados, la creación de dos espacios comunes de cocina-comedor-sala de estar, "que se han compartimentado para evitar una escala institucional y poder ser percibidos con las dimensiones propias de un hogar".

Además, en la zona de la cocina, con grandes mesas de comedor, "se concibe como un espacio flexible en el que poder realizar diversas actividades", ha añadido Grávalos.

Por su parte, la directora del centro ha indicado que, con la obra, se amplía y rehabilita toda una planta de la antigua residencia "que supondrá una mejora sustancial en la atención a nuestros mayores porque se mejora el espacio individual de las habitaciones y también la atención que será más personalizada, generando un ambiente más privado, hogareño y menos institucional".

Los trabajos para la construcción de las unidades de convivencia está previsto que comiencen el próximo 5 de septiembre. Se suman a las ya presentadas en la residencia Romareda de Zaragoza y en la denominada Ciudad de Huesca, además de las previstas en Borja, Utrillas, Albarracín, Javalambre y el Centro Asistencial de Calatayud.

El Ejecutivo ha apuntado que su objetivo es seguir trabajando en el marco del modelo de atención integral centrada en la persona, que, además de en la concepción de los espacios, aborda las dinámicas de cuidados y trabaja, a través de profesionales de referencia, directamente con los usuarios y sus familias

DATOS DE DEPENDENCIA EN ARAGÓN

La consejera ha aprovechado su visita al Hogar Doz de Tarazona para dar a conocer los últimos datos de Dependencia en la comunidad autónoma, que publica cada mes el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.

En la actualidad, en Aragón son ya 36.892 los beneficiarios de esta prestación frente a los cerca de 17.000 que figuraban en el sistema en 2015, cifras que Broto ha valorado muy positivamente teniendo en cuenta, además, que se ha reducido significativamente el número de las personas valoradas y con prestación reconocida pendientes de recibirla, pasando de 14.000 en 2015 a 1.689 en la actualidad.

La consejera ha atribuido estos resultados a la buena gestión que se ha hecho y al trabajo, dedicación y compromiso de los trabajadores.

Contador