UNICEF trabaja en 93 países en programas de agua, saneamiento e higiene con tecnologías sostenibles

Actualizado 10/08/2008 17:22:05 CET

ZARAGOZA, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

La jefa de la división de Agua, Saneamiento y Medio Ambiente de UNICEF, Clarissa Blockehurst, manifestó en declaraciones a Europa Press, que este organismo está trabajando en 93 países con programas de intervención en las comunidades sobre agua, saneamiento y promoción de la higiene, a través del uso de tecnologías de bajo coste y sostenibles con el medio ambiente.

Los programas de saneamiento de UNICEF, a los que se han destinado 267 millones de dólares, "inciden en el cambio de hábitos, a través de la educación y la concienciación, fundamentalmente en las escuelas, para utilizar a los niños como correa de transmisión a toda la comunidad", aclaró Blockehurst, quien participó en unas jornadas en el Pabellón de Iniciativas Ciudadanas 'El Faro' de la Exposición Internacional Zaragoza 2008, cuyo lema es 'agua y desarrollo sostenible'.

Según datos de UNICEF, un total de 2.500 millones personas no tienen acceso al agua potable y saneamiento en el mundo. Además, cerca de 5.000 niños mueren cada día, de los cuales, el 88 por ciento seguirían vivos su dispusieran de agua en buenas condiciones.

Clarissa Blockehurst comentó que "el 17 por ciento de la mortalidad infantil a nivel mundial está relacionado con la diarrea, cuya causa principal es la ingesta de agua en mal estado, y supone problemas de malnutrición si persiste esta enfermedad".

Por ello, la labor de promoción de la higiene de UNICEF es tan importante, ya que, según explicó Clarissa, "una acción tan sencilla como lavarse las manos tres veces al día con jabón, tiene un gran impacto a la hora de reducir las diarreas en los niños".

TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES

Asimismo UNICEF se encarga de financiar infraestructuras para el saneamiento, realizadas a partir de "tecnologías accesibles, de bajo coste y sostenibles, es decir, fáciles de usar, arreglar y mantener, para que estén al alcance de las comunidades", explicó la responsable de agua y saneamiento de UNICEF.

"A menudo al hablar de infraestructuras nos imaginamos grandes aparatos sofisticados, pero cuando nosotros hablamos de tecnologías para el saneamiento nos referimos instrumentos sencillos como fuentes de agua potable, y letrinas", matizó Blockehurst.

Clarissa Blockehurst aseguró que combinar estas tecnologías con la promoción de la educación para la higiene ofrece buenos resultados, bajo sistemas sostenibles.

OBJETIVOS DEL MILENIO

En cuanto a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, Blockehurst se mostró "contenta y satisfecha porque las estadísticas demuestran que se pueden cumplir". No obstante, admitió que los relativos a saneamiento, aunque son factibles, no parece que puedan alcanzarse antes de 2015.

"Las cifras dicen que vamos mal encaminados a conseguirlos y debemos dedicar una atención especial al tema de saneamiento, que es una de las prioridades de UNICEF, porque está muy relacionado con la salud y la mortalidad infantil", indicó Blockehurst.

La responsable de agua y saneamiento de UNICEF expresó que "actualmente hay 60 países con problemas más graves para el acceso a agua potable y servicios de saneamiento". El cabeza de lista es Afganistán, país en el que "sólo el 22 por ciento de la población dispone de acceso al agua potable, además de tener una de las mayores tasas de mortalidad infantil", justificó Clarissa.

Sin embargo, Blockehurst reconoció que "hay países en el África Subsahariana con problemas más graves, pero en Afganistán la situación se ve agravada por el conflicto armado". Por ejemplo, en Nigeria sólo un 7 por ciento de la población tiene acceso al agua, y en Etiopía un 11 por ciento de la población dispone de servicios mínimos de saneamiento.

COLABORACIÓN

Clarissa Blockehurst subrayó que "el objetivo de UNICEF es defender los derechos de los niños y evitar que éstos mueran, por lo que trabajamos para crear las máximas vías de colaboración con todas las entidades que trabajan en sector de agua y saneamiento para evitar la muerte de niños".

"A nivel de saneamiento, que es una de las prioridades de UNICEF, tenemos que contar con el apoyo de todo el mundo, no sólo de las agencias de desarrollo, sino también de los gobiernos de los países afectados y de las personas que viven en los lugares donde trabajamos", agregó Blockehurst.