Arrestado un joven escondido en la bañera de casa que tenía una orden de alejamiento

Publicado 02/05/2019 19:26:15CET

GIJÓN, 2 May. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Local de Gijón han detenido a un joven de 25 años, J.L.S.O., natural de Ecuador, sobre las 23.40 horas del pasado día 30 acusado de por incumplir una orden de alejamiento. El joven fue localizado a raíz de una llamada que alertaba de una pelea en un domicilio en la calle Manuel Junquera.

Según una nota de prensa del Ayuntamiento de Gijón, al llegar los agentes al domicilio, estos escucharon gritos, por lo que llamaron a la puerta identificándose como policías. Tras abrir una mujer la puerta, esta reconoció que había tenido una fuerte discusión con una hija, que estaba allí presente.

Los agentes procedieron a identificar a las dos mujeres, a la vez que observan a un joven que se introdujo en el baño, por lo que se dirigieron a él, encontrándolo en el interior de la bañera. Después de hacer las averiguaciones pertinentes, descubrieron que tenía en vigor una orden de alejamiento, por lo que procedieron a su detención.

DAÑOS EN MOBILIARIO URBANO

También fue arrestado un hombre, A.E.V., de 31 años de edad y nacionalidad española, acusado de daños al mobiliario urbano y de resistencia a agente de la Autoridad.

Los hechos se remontan a las 8.00 horas de este pasado miércoles, cuando una patrulla de la Policía Local que se encontraba en la avenida de Castilla fue alertada por un ciudadano de la presencia de un hombre que caminaba por la avenida Rufo García Rendueles e iba golpeando el mobiliario urbano, a la vez que daba grandes voces.

Los agentes localizaron en las inmediaciones a esta persona, que al percatarse de la presencia policial empezó a vociferar, insultando a los policías, a la vez que adoptó una actitud agresiva. Al no deponer su actitud y al negarse a su identificación y volverse más agresivo, los agentes procedieron a su detención.

El hombre siguió con este mismo comportamiento con la médico del Centro de Salud, a donde fue conducido inicialmente. En la zona próxima al lugar de la detención, además, se observaron daños en papeleras, incluso había una arrancada, y en jardineras.

También fue atendida una mujer que estaba siendo amenazada por un hombre. A la 1.00 horas del pasado día 1, una dotación de la Policía Local de Gijón se dirigió a un establecimiento hostelero de la calle Severo Ochoa, donde según una llamada recibida en el Centro de Control, una mujer estaba siendo amenazada por un hombre.

Contador