Actualizado 13/07/2020 17:08:12 +00:00 CET

Asturias apostará por la educación presencial con más de 400 nuevos profesores y con 256 unidades más

Juan Cofiño, Carmen Suñarez e Isabel López.
Juan Cofiño, Carmen Suñarez e Isabel López. - EUROPA PRESS.

OVIEDO, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno asturiano apostará para el próximo curso 2020/2021 por la educación presencial, para lo que contratará a más de 400 profesores y creará 256 unidades y poder garantizar los ratios de hasta 20 alumnos en Educación Infantil y Primaria.

Se trata de unas medidas que supondrán una inversión de 30 millones de euros que saldrán del Fondo de Compensación que el Estado va a entregar a las comunidades para hacer frente a la situación generada por el coronavirus.

Así lo han anunciado este lunes la consejera de Educación, Carmen Suárez, y el vicepresidente del Gobierno, Juan Cofiño, que han comparecido en la sede de Presidencia acompañados de la directora general de Infraestructuras Educativas, Isabel López.

Según ha detallado la consejera, la docencia online "aumenta mas la brecha educativa", mientras que la educación presencial "es un factor compensador de diferencias", por lo que en Asturias se apostará por la docencia presencial, descartando modelos mixtos o telemáticos, pero siempre con el objetivo de evitar los contagios a la vez que se garantiza el derecho a la educación.

Con todo, ante la posibilidad de vivir situaciones similares al confinamiento, se va a reforzar la adquisición de competencias digitales con un plan de formación del profesorado y la elaboración de guías para las familias. "Si la situación sanitaria obliga a otras situaciones vamos a estar preparados para ello", ha señalado Carmen Suárez.

El Principado pretende así garantizar el derecho a la educación del alumnado, para lo que centrará sus esfuerzos hasta el 4 curso de Primaria bajando el ratio hasta los 20 alumnos por aula. Desde Educación han mantenido reuniones en los últimos días con los distintos concejos asturianos y prácticamente todos los centros pueden hacer frente a la creación de nuevas unidades.

Solamente existen problemas en "tres o cuatro centros de Oviedo y Gijón", ha señalado Suárez, que ha explicado que estos Ayuntamientos ya han facilitado espacios que será necesario adecuar. Lo que se descarta desde el Ejecutivo es albergar a alumnos en barracones.

Por otro lado, los propios centros tendrán que elaborar un plan de contingencia según las directrices que se marquen desde Educación y donde se podrá recoger medidas como distintos horarios de entrada y salida o de recreos.

Se trata de un conjunto de medidas que suponen "un esfuerzo económico muy importante", según ha afirmado el vicepresidente Cofiño, con la finalidad de garantizar "una educación de calidad".

En suma, supondrán inversiones en digitalización, personal y medidas higiénico-sanitarias --como la separación entre alumnos o el uso de mascarillas-- o señalización que elevaron el presupuesto de Educación en 30 millones de euros. Cofiño ha afirmado que "hasta el último euro" del fondo estatal de compensación para la educación se dedicará a ese fin.

ENSEÑANZA CONCERTADA

Las directrices que marca el Principado establecen que hasta cuarto de Primaria tendrá que haber un máximo de 20 alumnos por clase, que suben a 25 a partir de 5º de Primaria, hasta 30 en Bachiller y que se quedan en 20 en Formación Profesional. Unos ratios que tendrán que cumplir también desde la enseñanza concertada.

En ese sentido, el vicepresidente ha señalado que desde la concertada tendrán que hacer el mismo esfuerzo que se reclama al resto de sectores económicos y garantizar las mismas directrices que en la enseñanza pública, "pero el Principado tiene la obligación de concentrar sus esfuerzos en la enseñanza pública".

"Hay recursos limitados y antes de cualquier cosa hay que garantizar los servicios públicos", ha afirmado. Por otro lado, sobre el uso de mascarillas por los alumnos, desde Educación han detallado que van a esperar a los criterios que marquen las autoridades sanitarias.

Contador