Las ayudas del Principado a la I+D+i generan un retorno fiscal de más de 35 millones de euros en un año

El consejero de Ciencia, Empresas, Formación y Empleo, Borja Sánchez, la vicerrectora de Transferencia y relaciones con la empresa, Susana Luque, y Fernando Bermejo, André Carrascal y Tania Fernández, miembros de la Cátedra de Innovación
El consejero de Ciencia, Empresas, Formación y Empleo, Borja Sánchez, la vicerrectora de Transferencia y relaciones con la empresa, Susana Luque, y Fernando Bermejo, André Carrascal y Tania Fernández, miembros de la Cátedra de Innovación - EUROPA PRESS
Publicado: lunes, 1 julio 2024 12:50

OVIEDO, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las ayudas puestas en marcha por el Gobierno asturiano para la I+D+i generan un retorno fiscal de más de 35 millones de euros en un año, según un estudio de la Cátedra de la Innovación de Asturias, que cuantifica el retorno fiscal de la inversión.

El informe toma como punto de partida las ayudas públicas de 2023, que fueron de 75,2 millones de euros a empresas, Univesridad de Oviedo y otras instituciones. En ese año, cada euro destinado a las ayudas ha generado 2,52 euros de riqueza en el sistema productivo regional las ayudas han generado 2.000 empleos.

Estas son las principales conclusiones del estudio, que ha sido presentado en el Palacio de los Condes de Toreno por parte del consejero de Ciencia, Empresas, Formación y Empleo, Borja Sánchez, la vicerrectora de Transferencia y relaciones con la empresa, Susana Luque, y los autores del informe, Fernando Bermejo, André Carrascal y Tania Fernández, miembros de la Cátedra de Innovación.

El informe indica que el sector en el que se ha generado mayor empleo fue la educación, con 489 puestos de trabajo. Le sigue el comercio, con 294 empleos y actividades profesionales, científicas o técnicas, con 243 empleos.

Ha aumentado además el número de sectores de la economía asturiana entre los que se reparten las ayudas. En 2021 eran cinco sectores y en 2023 se elevó a once. Por municipios, Oviedo, Gijón y Avilés concentran la mayoría de las ayudas.

El consejero Borja Sánchez ha destacado que con este informe lo que se pretende es "trasladar a la ciudadanía para qué sirve la inversión" en I+D+i y hacer ver que la inversión genera riqueza, economía y empleo.

Para André Carrascal, este informe evidencia que "la participación público-privada funciona". Constata además que las ayudas a la I+D+i tienen efectos positivos para la economía y el retorno fiscal de las mismas, que se sitúa en el 47%.

La vicerrectora de Transferencia, por su parte, ha destacado que el retorno en la Universidad de Oviedo es mayor que en la media de las ayudas. Por cada euro que se destina a la institución, ha dicho, la producción aumenta en 2,69 euros, por encima de la media de 2,5.

Contador