CCOO lanza una campaña dirigida al personal de atención directa en residencias para mayores sobre el consumo de fármacos

Publicado 27/11/2019 11:43:30CET
Presentación de la campaña en la sede de CCOO.
Presentación de la campaña en la sede de CCOO. - EUROPA PRESS

OVIEDO, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Secretaría Confederal de Salud Laboral de CCOO, la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO, con la colaboración del Plan Nacional sobre Drogas, se han propuesto prevenir sobre el consumo de fármacos y psicofármacos que se da entre las trabajadoras de las residencias para mayores en Asturias, un sector altamente feminizado.

El objetivo de esta campaña es informar y sensibilizar a estas trabajadoras sobre las consecuencias del consumo de fármacos a corto, medio y a largo plazo. Según han informado este miércoles en rueda de prensa, la excesiva carga de trabajo, ritmos de trabajo altos o el bajo reconocimiento son algunos de los factores que derivan en problemas físicos como los músculo-esqueléticos, problemas de tensión, problemas en las vías respiratorias por inhalación de sustancias tóxicas y problemas psíquicos como el insomnio, el estrés, la ansiedad, el agotamiento y la depresión. Desde CCOO han reclamado más y mejor prevención, así como evaluaciones del riesgo ergonómico en las residencias para mayores.

Han dicho que incluso cumpliendo la ratio de personal, las cargas de trabajo son "enormes". En Asturias, aproximadamente hay unas 4.000 trabajadoras en el sector de la dependencia y unas 3.000 en ayuda a domicilio, según han manifestado. Para una persona no dependientes se establece un ratio mínimo de personal de atención directa del 0,1; 0,13% por persona dependiente de grado I, 0,27% por persona dependiente de grado II y 0,28 por persona dependiente de grado III.

Según los datos de los dos últimos estudios que hay en relación a la población laboral dentro del Plan Nacional de Drogas y que se hacen cada cinco años, ha habido un incremento del consumo de hipnosedantes pasando de un 5,7% a un 8,6%. "En el sector de la dependencia, el aumento del consumo de estas sustancias es aún mayor", ha apuntado José Rodríguez Valdés, del equipo de la Secretaría Confederal de Salud Laboral de CCOO.

"El 75% de las trabajadoras de este sector consume analgésicos o antiinflamatorios para calmar los dolores y porque con la edad, hasta el 22% de estas trabajadoras consumen diariamente hipnosedantes", ha añadido. Con estos datos, desde CCOO consideran que "no hay mayor prueba de que las condiciones de trabajo están mal diseñadas que los daños que se producen en la salud de estas trabajadoras".

Contador

Para leer más