Publicado 28/05/2020 17:26CET

El Colegio de Economistas defiende la labor de los economistas asesores en la crisis del COVID-19

OVIEDO, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Economistas de Asturias ha defendido este jueves, a través de un comunicado, "la gran labor de los economistas asesores en la crisis del COVID-19" pese a verse "desbordados de trabajo debido a las innumerables normas derivadas del estado de alarma".

Además, califica de "ataque injutificado" que desde el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) hayan acusado a empresas o asesorías de "enviar mal los datos", en referencia a los ERTES, "para justificar los retrasos administrativos".

"Estos profesionales han tenido que afrontar estos meses gestionando de manera urgente numerosos ERTES en medio de un Estado de Alarma con el servicio del SEPE colapsado, telefónica y digitalmente y con una generación normativa rápida y cambiante, con numerosas lagunas e incertidumbres jurídicas", señalan desde el Colegio, añadiendo que "aun así han logrado presentar, solo entre el 15 y el 30 de marzo, expedientes que afectaron a más de 3,5 millones de personas".

Igualmente, señalan que "en muchas ocasiones, el teletrabajo de la administración pública no ha sido tan eficaz como debiera haber sido y las demoras en el cobro de los ERTES y la enorme cantidad de recursos de alzada posteriores es una demostración de ello". "Por tanto, rechazamos que se responsabilice a los profesionales economistas asesores y sus empresas clientes de un problema que ha tenido la propia Administración, con una gestión del SEPE que no supo prever el colapso y después le faltó rapidez y coordinación para resolverlo", apuntillan.

Asimismo, el órgano colegial afirma que los profesionales "han trabajado en un ambiente de gran incertidumbre ante el goteo constante de decretos y rectificaciones, con los canales de comunicación con la Administración las más de las veces saturados. Y lo han hecho velando por los intereses de sus clientes, que son los que peor lo están pasando".

"Estos meses los economistas asesores han trabajado sin horario, realizando un esfuerzo titánico de lunes a domingo, sometidos a un gran estrés, intentando comprender cada nueva norma de forma inmediata, asistiendo a multitud de cursos online (desarrollados gratuitamente por los Colegios de Economistas, con el fin de ayudar lo máximo posible a nuestros colegiados en esta situación surrealista), tratando de trasladar a sus clientes los efectos de las sucesivas normas y consiguiendo para ellos financiación, tramitando ERTES, ceses de autónomos o aplazamientos de deudas", destacan desde el Colegio en el escrito.

Con todo, los califica de "héroes" porque "sin su trabajo exhaustivo y fiel a sus clientes, muchas empresas y autónomos no habrían conseguido subsistir", lamentando que no hayan tenido "el respaldo esperado de la Administración, bien al contrario se han apoyado en sus compañeros y en sus Colegios de Economistas, así como su experiencia y recursos profesionales, para resolver las miles de dudas surgidas".

"Los economistas asesores lo han pasado -y lo siguen pasando- mal. Y su labor no está suficientemente reconocida, ni por las administraciones, ni por la sociedad en general, que ignora o desconoce el impacto real que su excelente labor causa en nuestro tejido empresarial, especialmente el de pequeñas empresas y autónomos", dicen.

Así, aseguran que "tener un buen economista asesor es tan importante como gestionar bien un negocio", por lo que el Colegio sostiene que "es imprescindible poner en valor este trabajo y a los profesionales que lo ejecutan".

Para leer más