Conceyu por Otra Función Pública pide la lista de beneficiarios del dinero de los cursos del Adolfo Posada

Actualizado 03/07/2015 9:28:33 CET

OVIEDO, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Conceyu por Otra Función Pública ha reclamado este lunes en una nota de prensa que el Gobierno asturiano haga pública la lista de personas beneficiarias de las cantidades gestionadas por el Instituto Adolfo Posada en materia de cursos de formación. El colectivo recuerda que el total asciende en 2014 a 1,08 millones de euros.

La Junta General del Principado Asturias tramita un proyecto de Ley de Transparencia "que deja en la sombra importantes ámbitos de gestión del dinero público", ha señalado. Uno de ellos, según el Conceyu, "es el de los cursos de formación para empleados públicos organizados por el Instituto Adolfo Posada".

"Para empezar, recordamos que el Instituto de Administración Pública Adolfo Posada (IAAP) repartirá el año 2014 más de un millón de euros (en concreto, 1.089.232 euros, ver aquí Presupuesto prorrogado, pág. 134) por impartir y coordinar cursos de formación para los empleados públicos del Principado de Asturias", comenta la nota de prensa.

Según el Conceyu, "la gestión de esta importante suma de dinero adolece de una manifiesta opacidad y falta de transparencia: la selección de los profesores y coordinadores es estrictamente digital (selección a dedo) y la identidad y las cuantías recibidas por los elegidos también permanecen en la sombra".

Para la asociación, la cuestión "tiene una indudable relevancia desde el punto de vista de la ética pública en la gestión administrativa, pues es bien conocido que existe un grupo selecto de funcionarios públicos (también de jueces) que se benefician con importantes sumas de dinero (sobresueldos) con esta actividad formativa. Recordamos que la hora por impartir curso de formación se paga en el año 2014 a 96,74 euros para los funcionarios de los grupos A1 y A2 (ver importe de las retribuciones/hora aquí, página 55)".

Recuerda además que "los cursos de formación del Adolfo Posada son una importante fuente de ingresos de empresas del ramo que también permanecen convenientemente tapadas".

Señala además que "en el caso de los funcionarios públicos esa tarea de docencia retribuida de cursos se realiza coincidiendo con su jornada laboral, por lo que perciben una parte de su salario sin ir a trabajar".