Detenido un conductor que triplicaba la tasa por 'colarse' sin querer en el parking de la Comisaría de Gijón

Publicado 12/11/2018 14:45:13CET

Arrestado un sexuagenario, retenido por el propietario de la casa en la que intentó robar

GIJÓN, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Local de Gijón han detenido a un conductor ebrio que se introdujo sin darse cuenta en el parking de la Comisaría de la Policía Nacional, según una nota de prensa del Ayuntamiento gijonés.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 1.20 horas del pasado sábado y el hombre, que sobrepasaba en el triple de lo permitido la tasa de alcoholemia, fue detenido después de que se 'colase' en la Comisaría.

Poco antes, a las 00.05 horas, fue detenido un joven, P.M.C.B., de 27 años y vecino de Mieres, que supuestamente conducía una furgoneta en estado ebrio y protagonizó un aparatoso accidente en el túnel de acceso de la avenida del Llano.

Según la Policía Local, el conductor del vehículo se salió de la vía, destrozando los paneles del túnel tras el choque, y terminando con la furgoneta volcada en medio de la calzada, lo que provocó el corte de la vía durante un tiempo. El joven, que duplicaba la tasa
máxima permitida de alcoholemia, fue arrestado por un supuesto delito contra la seguridad vial.

También ese mismo sábado, sobre las 1.35 horas, fue detenido el conductor de un ciclomotor por no haber obtenido nunca un permiso válido y, a las 02.40 horas, otro conductor por estar bajo la
influencia del alcohol y negarse a realizar las pruebas de alcoholemia.

La Policía Local, asimismo, detuvo, sobre las 23.55 del pasado sábado, a una persona con movilidad reducida después de que atravesara con su vehículo completamente la glorieta de la avenida de Portugal, procedente de la autopista, y en sentido a Gijón-centro, produciendo daños en el bordillo, y arrancando un árbol desde su raíz.

Producto del accidente, la circulación se vio temporalmente interrumpida en su salida de la ciudad hacia Avilés y Oviedo. El conductor, J.A.M.B. de 49 años de edad y vecino de Llanera, cuadriplicaba la tasa de alcoholemia.

También se detuvo, a las 6.30 horas de este lunes, en la glorieta del Piqueru, a un conductor, que resultó dar positivo en el test de alcoholemia, que circulaba "de modo temerario", después de una persecución en la que el vehículo policial tuvo que sobrepasar por momentos los 130 kilómetros por hora.

Por otro lado, la Policía Local detuvo, también el pasado sábado, a dos hombres por sendos delitos de maltratos en el ámbito familiar, concretamente sobre sus parejas, uno en la calle
Baleres y otro en la San José.

Además, fue arrestado en la calle Jesús un joven de 22 años, M.de la F.R., de 22 años de edad y vecino de Gijón, el cual, por motivos que se desconocen, estaba destrozando a golpes un vehículo. Este fue detenido por delitos de daños y resistencia.

INTENTO DE ROBO

También fue detenido un hombre de 62 años, sobre las 19.35 horas del mismo sábado, por una tentativa de robo en domicilio. El arrestado, J.S.G.P. y sin domicilio conocido, supuestamente accedió a una vivienda de la carretera Carbonera por la terraza, llegando a desmontar una pletina de la puerta. Casualmente, en el domicilio se encontraba el propietario, quien retuvo al presunto delincuente hasta la llegada de la patrulla.

La Policía, asimismo, arrestó este pasado domingo, en la calle Alegría, a un ciudadano marroquí, H.Z. de 68 años de edad y vecino de Gijón, el cual fue sorprendido con dos pedazos de hachís de 50 gramos cada uno.