Publicado 27/06/2021 19:48CET

Un escalador herido en Picu Urriellu

OVIEDO, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Rescate de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) ha rescatado a un hombre accidentado mientras escalaba la cara este de la vía Nani, en el último largo de la vía, del Picu Urriellu (Naranjo de Bulnes), en el municipio asturiano de Cabrales.

El escalador, que presenta un posible esguince de tobillo de segundo grado o una fisura de peroné, un integrante de un curso de la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales de Jaca, ha sido evacuado al Refugio Vega de Urriellu.

Allí permanece este domingo a la espera de que las condiciones meteorológicas permitan la entrada en el lugar del helicóptero medicalizado de Bomberos de Asturias para su evacuación.

Pasó la noche en el citado refugio después del accidente, dado que las condiciones meteorológicas impedían que el helicóptero del SEPA pudiera acceder a la zona.

Cuatro integrantes del curso de montaña, el médico y el bombero rescatador, han porteado este domingo el material médico y de rescate hasta Poncebos.

En principio, en cuanto las condiciones meteorológicas mejoren está previsto regresar a la zona para el traslado del escalador lesionado. El afectado permanece en el refugio con sus compañeros entre los que hay personal sanitario.

Según ha explicado el SEPA, el Centro de Coordinación de Emergencias recibió el aviso a las 15.43 horas de este sábado. En la llamada se explicó que había una persona con problemas en un tobillo y se encontraba en la vía Nani, en el Picu Urriellu. De inmediato se movilizó al equipo de rescate, a bordo del helicóptero medicalizado.

Las condiciones meteorológicas, con una intensa niebla, dificultó la llegada del equipo de rescate. A las 17.31 horas, aprovechando una ventana meteorológica, el grupo de rescate informó que la aeronave había podido entrar en la zona, pudiendo dejar a un bombero-rescatador con el varón accidentado, en una repisa de la pared. El médico-rescatador aguardaba en la zona del refugio.

El mar de nubes y niebla presente en la zona, impidió al equipo poder permanecer en el lugar con la aeronave, pese a intentar en varias ocasiones y desde distintos puntos el acceso para sacar de la pared al rescatador junto al accidentado.

Desde la sala del 112 Asturias, se solicitó la colaboración de Castilla y León que envió a la zona su helicóptero de rescate. Pese a poder acceder hasta la zona, ya que entró por encima del mar de nubes, la espesa niebla y la meteorología impidió el rescate y este medio aéreo también tuvo que regresar a base.

Dadas las circunstancias, el bombero-rescatador que permanecía en la pared, junto al lesionado, optó por iniciar el descenso. Para ello contó con la colaboración de uno de los compañeros de escalada del varón accidentado, que se encontraba por encima de éste y del rescatador.

El descenso se hizo ejecutando seis rapeles, ya que desde el punto en el que se encontraban, hasta la base había unos 220 metros. El bombero-rescatador fue descendiendo, montando las cuerdas, mientras que el escalador accidentado pudo realizar un descenso seguro por las cuerdas.

A las 20.53 horas llegaron la base del picu Urriellu, junto al accidentado. Ahí aguardaba el resto de los compañeros del escalador accidentado. Entre todos lo portearon hasta el Refugio Vega de Urriellu, donde permanece hasta que el tiempo mejore.