Actualizado 03/12/2014 22:11 CET

La Fiscalía pide 6 años de prisión para un asesor fiscal por quedarse con dinero de una anciana

OVIEDO, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita una pena de seis años de prisión para un asesor fiscal acusado de quedarse con dinero de una anciana durante al menos cinco años. La vista oral se celebrará este martes, 2 de diciembre de 2014, en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Oviedo, a las 10.00 horas, según informa la Fiscalía.

El Ministerio Fiscal sostiene que, desde al menos el año 2007, el acusado era el asesor fiscal de una mujer, anciana y de escasa instrucción, quien confiaba plenamente en él, también para ir a los bancos para realizar cualquier inversión financiera.

Aprovechándose de esta relación y del poder especial que la mujer suscribió a su favor para todo lo relativo a la administración y venta de un local ubicado en la calle Palacio Valdés de Oviedo, propiedad de ella, el 24 de junio de 2008 el acusado vendió el bajo a dos hermanos por 1.500.000 euros. En ese momento se pactó que el pago se realizaría entregando en la fecha del contrato dos cheques nominativos por importe de 100.000 y 50.000 euros, respectivamente y el resto (1.350.000 euros), en un solo plazo antes del 1 de octubre de 2008.

La mujer percibió los dos primeros cheques, pero no recibió nada del resto del precio (del que había que descontar un 3% en concepto de honorarios del acusado por la venta y la liquidación de ciertas cargas con las que contaba la finca). Todos sus intentos de cobrar el remanente fueron infructuosos, pues el acusado se quedó con esa cantidad sin dar explicación alguna.

El 18 de marzo de 2010, la mujer suscribió un préstamo hipotecario con garantía sobre su vivienda habitual por importe de 62.000 euros con un prestamista, cantidad de la que únicamente se ingresó en el banco 6.500 euros, sin que el acusado, que la acompañaba ese día, diera explicación alguna del resto del dinero, que se quedó para sí.

El 23 de febrero de 2012, la mujer suscribió un nuevo préstamo hipotecario sobre su vivienda habitual por importe de 104.000 euros, de los que constan recibidos únicamente 40.000 euros en cheque nominativo y 6.000 euros en efectivo, quedándose para sí el acusado con el resto del dinero.

Ante el impago de este préstamo, y como consecuencia de la situación económica en que el acusado dejó a la mujer, un hijo de ésta tuvo que cancelarlo para evitar la inminente ejecución hipotecaria sobre la vivienda habitual.

Asimismo el acusado hizo (en distintas fechas) extracciones de la cuenta bancaria de la mujer en la que estaba autorizado él, por un total de 80.599,80 euros, que se quedó para sí. De la misma manera, el 19 de julio de 2011, el acusado recibió sendas transferencias por importe de 30.000,01 euros y 70.000,01 euros desde la cuenta anterior, en la que estaba autorizado, quedándose estas cantidades para sí.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito continuado de apropiación indebida y solicita que se condene al acusado a seis años de prisión, multa de 2.880 euros y abono de una indemnización a la mujer por el dinero apropiado, cuya cuantía se determinará en ejecución de sentencia.

Para leer más