El HUCA aumenta un 236% la cirugía mayor ambulatoria desde su traslado a La Cadellada

HUCA
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 07/05/2019 15:02:11CET

OVIEDO, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La actividad de la Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria (UCMA) del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) creció un 236% desde 2013, último año completo en las instalaciones de El Cristo, cuando se registraron 1.742 intervenciones quirúrgicas sin ingreso, hasta las 4.118 de 2018, después de tres años y medio en La Cadellada. Este volumen de operaciones representa, además, el 43% de toda la cirugía que se lleva a cabo en el centro.

Los cuatro quirófanos del HUCA dedicados exclusivamente a la cirugía ambulatoria, con un funcionamiento independiente del resto de los bloques operatorios, han contribuido al aumento de la actividad, junto con el uso parcial de uno de los quirófanos de ginecología y otro de patología mamaria, según ha informado el Principado en nota de prensa.

"La implicación de los profesionales de la unidad, así como su esfuerzo para ofrecer una atención eficiente, de la máxima calidad y segura para el paciente, ha sido fundamental para incrementar de modo tan significativo la actividad", han señalado desde el Ejecutivo.

La UCMA realiza todas las patologías recomendadas como ambulatorias en las guías del Ministerio de Sanidad y en cada una de ellas se ha registrado un aumento de la actividad en los últimos cuatro años. Así lo evidencia el hecho de que el 61,7% de toda la cirugía plástica, el 42% de la otorrinolaringológica y el 38% de la maxilofacial ya se practiquen de modo ambulatorio. El objetivo para el futuro es que la unidad ejecute al menos la mitad de las operaciones del HUCA.

Aparte de los pacientes de la UCMA, por el hospital de día pasan también aquellas personas a las que se les han practicado pruebas como endoscopias digestivas, biopsias o broncoscopias, así como las que han recibido terapia en el servicio de oncología radioterápica. En 2018, utilizaron estas instalaciones 1.316 personas, una cifra que casi cuadriplica los registros de 2015.

Contador