Actualizado 15/02/2012 14:54 CET

IU y PSOE apoyarán las movilizaciones sindicales contra la reforma laboral

Lastra, Rodríguez Braga, Pino E Iglesias
EUROPA PRESS

OVIEDO, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los grupos parlamentarios del PSOE e IU en la Junta General han confirmado este miércoles su apoyo a UGT y CCOO en las movilizaciones que preparan frente a la recién aprobada reforma laboral del Gobierno del PP, la primera este domingo en Gijón.

De este modo, sus portavoces Fernando Lastra (PSOE) y Jesús Iglesias (IU) han destacado la "extrema gravedad" de una reforma que genera un "claro desequilibrio" en las relaciones laborales y que hace necesaria una respuesta.

Así lo han dicho en rueda de prensa junto con los secretarios generales de UGT, Justo Rodríguez Braga, y de CCOO, Antonio Pino, tras una reunión celebrada a propuesta por los sindicatos para abordar la situación con los partidos con representación parlamentaria, a la que no acudieron representantes del PP.

"Ahí donde haya una manifestación democrática hay socialistas", ha dicho Fernando Lastra afirmando que la reforma supone un "golpe" al modelo social y altera las condiciones laborales. "La crisis se utiliza como coartada para recortar los derechos de los trabajadores", dice apuntando que se trata de "un debate ideológico".

Por ello, ha anunciado que pese a que el PP tiene mayoría absoluta en el Congreso, el PSOE se hará lo "conveniente" en el parlamento frente a una reforma que "perjudica de forma dramática a los trabajadores".

En la misma línea, Jesús Iglesias advierte de que con esta reforma se avanza "hacia la dictadura de los empresarios". "Se busca degradar las condiciones", reprocha.

Por su parte, los representantes sindicales han hecho hincapié en que se limita la capacidad de intervención sindical en las relaciones laborales, algo que entienden es "un grave error" y lleva implícito un debate de "calado ideológico".

Antonio Pino ha resaltado, igualmente, que con esta reforma se está cambiando el modelo democrático que se otorgó la sociedad española con la Constitución. Así, apunta que la quiebra del diálogo social en las relaciones laborales suponen en la forma y el fondo elementos de "inconstitucionalidad".

Justo Rodríguez Braga ha remarcado, asimismo, que la reforma no aborda las verdaderas necesidades de las empresas españolas, que se centran en el crédito, y no será útil para generar empleo.

La reunión se produjo en la sede de UGT y en ella ha participado también la diputada de Foro, Cristina Coto, que ha rehusado estar en la rueda de prensa. Al respecto, los dirigentes sindicales han agradecido su asistencia y han indicado que desde Foro "no se transmitió ninguna opinión" respecto a la reforma.

Desde el PP se declinó la invitación para acudir a la reunión y debatir las consecuencias del decreto. "Si alguien está convencido de sus argumentos no tiene problema en confrontar opiniones", ha comentado Pino sobre la ausencia de representantes 'populares' en el encuentro.

Asimismo, sobre la posibilidad de intentar una nueva reunión con el PP en los próximos días, Rodríguez Braga se ha limitado a decir que queda poco tiempo para reuniones dentro del calendario de movilizaciones y que no van a "perder el tiempo", ya que de la ausencia del PP interpretan que "no les interesaba estar".

RIOGLASS Y USO DE LA REFORMA

Además, los sindicatos han hecho referencia al cambio del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que ha anunciado la patronal de Rioglass Solar, después de que entrara en vigor la nueva reforma laboral.

Los secretarios generales de UGT y CCOO esperan que las grandes empresas de la comunidad no tengan "esas tentaciones" y "se imponga el sentido común" para continuar con el modelo de diálogo. No obstante, reconocen que sí puede haber ese tipo de tentaciones entre las empresas pequeñas porque "pueden pasar más desapercibidas", ya que la reforma se ha hecho para que se utilice.