El Principado estudia activar el Protocolo por contaminación también en Avilés

Publicado 25/02/2019 11:29:35CET
El Principado estudia activar el Protocolo por contaminación también en Avilés
EUROPA PRESS

OVIEDO, 25 Feb. (EUROPA PRES) -

El Principado no descarta activar el protocolo de actuación en episodios de contaminación del aire en la zona de Avilés, después de que este domingo se activase en nivel 1 en las zonas de Oviedo y Gijón y así lo está decidiendo en la reunión de la comisión de seguimiento.

Así lo indicado minutos antes de dar comienzo esa reunión la directora general de Prevención y Control Ambiental, Elena Marañón, que ha indicado que se ha decidico convocar a esta reunión a los miembros de Avilés, "ya que la situación hace prever" que allí también se ponga en marcha el plan.

Este protocolo se ha activado al darse simultáneamente las dos circunstancias previstas en el mismo, por una parte la superación de los umbrales partículas en suspensión y previsión de la AEMET para los próximos días de condiciones de ventilación desfavorables.

Ha explicado que en esta comisión de seguimiento se estudian todas las posibles medidas a adoptar en cuanto al tráfico incluidas en el protocolo en las zonas afectadas, así como otras medidas a aplicar tales como informativas, restricción de quemas o las que afectan a las actividades industriales.

"Son medidas, por ejemplo las de tráfico, que son conflictivas porque implican a muchas partes", ha manifestado Marañón, que ha destacado que los Ayuntamientos son los competentes para adoptar o no algunas medidas concretas.

Este domingo, desde la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente se informaba de que en ambas zonas, Oviedo y Gijón, se habían superado durante tres días consecutivos los valores umbrales de partículas en suspensión establecidos en el documento.

Recuerdan además que este nivel de aviso del protocolo incluye numerosas actuaciones informativas, a las que se suman, además, algunas limitaciones al tráfico (especialmente el pesado y a las operaciones de carga y descarga en zonas urbanas), al uso de la calefacción en edificios públicos, y a obras y actividades que generen contaminación atmosférica. Prohíbe también la quema de restos vegetales.

En lo que respecta a la industria, todas las empresas deben extremar las precauciones en los procesos susceptibles de generar emisiones difusas.

El puerto de Gijón deberá, por su parte, reducir al mínimo indispensable las operaciones con material susceptible de levantar polvo. Asimismo, se aconseja restringir el uso del coche y que las personas con problemas respiratorios o cardíacos no realicen actividades que requieran esfuerzo físico al aire libre.