Proponen dos años de suspensión para el guardia civil condenado, y después indultado, por no impedir una agresión sexual

Actualizado 01/11/2014 18:41:23 CET

OVIEDO, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Dirección General de la Guardia Civil ha notificado su propuesta de dos años de suspensión de empleo y sueldo a Manuel Arbesú González, el agente que había sido condenado a seis meses de suspensión de empleo y sueldo por omisión del deber de perseguir delitos, al no impedir una agresión sexual que se estaba cometiendo en un tren. En junio de este año fue indultado por el Ministerio de Justicia.

   Fuentes de la  Unión de Guardias Civiles han confirmado que el agente ha recibido la notificación. Serían dos años de cese de empelo y suelo. En estos momentos se encuentra el periodo de alegaciones. La central prevé que la sanción finalmente sea rebajada.

   El caso adquirió dimensiones políticas cuando trascendió que el agente era hijo de un concejal del Partido Popular del Ayuntamiento de Pola de Lena. El Gobierno central tuvo que dar explicaciones recientemente por este asunto a varios grupos de la oposición, dejando bien claro que desconocía quién era el padre del indultado.

   En la respuesta remitida a Gaspar Llamazares y Laia Ortiz (IU-ICV), Rosa Díez (UPyD) y Olaia Fernández Davila (BNG) recalcó además que "las razones para la concesión del indulto son estrictamente técnicas y objetivas". Así, indica que tanto el tribunal sentenciador como el Ministerio Fiscal eran favorables al mismo, que la víctima no se opuso a su concesión y que se tuvo en cuenta que el beneficiario no tenía antecedentes penales y había pagado las responsabilidades civiles impuestas en la sentencia.

   "Además, figuran en el expediente cientos de firmas de apoyo a la concesión del indulto, tanto por parte de sus propios compañeros de la Guardia Civil, como por parte de los vecinos de Asturias", añade el Gobierno, quien subraya que el propio alcalde de Lena, Ramón Argüelles, de Izquierda Unida, apoyó con su firma la medida de gracia.

SU PADRE RECOGIÓ FIRMAS

   Uno de los concejales de ese consistorio es el 'popular' José Manuel Arbesú Santamaría, promotor de la recogida de firmas en favor del indulto a su hijo, una circunstancia que el Gobierno asegura que desconocía en el momento de la aprobación de la medida de gracia.

"En cuanto a la relación familiar con un cargo local del Partido Popular, se desconocía el puesto del padre del condenado en el momento de la concesión del indulto", afirma el Ejecutivo.

   Por último, insiste en que "se da la especial circunstancia de que en este expediente de indulto se unen todos los posibles elementos favorables que un expediente pudiera tener" y el caso "reúne sobradamente elementos de justicia, equidad y utilidad pública para el indulto, sin que se haya considerado para su concesión ninguna otra circunstancia que no sean las que se han expuesto".