La renuncia de uno de los abogados obliga a aplazar nuevamente el juicio al clan de los Sandulache

Hermanos Sandulache, rumanos, prostitución
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 01/10/2018 13:07:40CET

OVIEDO, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La renuncia del abogado de la defensa de uno de los acusados del conocido clan de los Sandulache ha obligado a posponer el juicio, previsto inicialmente para este martes 2 de octubre, hasta el próximo lunes 8 de octubre.

Así lo ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, que ha indicado que toda vez que se ha designado ya una letrada de oficio para la defensa de uno de los acusados, dicha abogada ha solicitado ante la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Asturias, el aplazamiento del juicio para preparar su defensa, que ha sido aceptada.

Por ello el juicio comenzará el lunes 8 de octubre a las 10,30 horas y esa semana está previsto que se celebren vistas también los días 9 y 10.

El resto de las sesiones que estaban señaladas con anterioridad se irán acomodando al calendario de la Sección según vaya transcurriendo el juicio y se comunicarán en Sala.

El proceso judicial contra los seis acusados, dos de ellos los hermanos Sandulache, comenzaba el pasado mes de febrero. Durante las sesiones celebradas se escucharon en la Sala testimonios de las numerosas mujeres explotadas que narraban un auténtico infierno.

Así, sus víctimas, tal y como sostiene el fiscal, contaron como Cristian y Sebastian Sandulache ejercen de cabecillas de un clan rumano dedicado a la trata de seres humanos desde Rumanía.

La red regentaba al menos dos prostíbulos en Oviedo y llevaban varios años traficando con personas desde su Rumanía. Traían a España a las chicas a las que engañaban prometiéndoles trabajos como camareras en el Principado, pero una vez aquí las obligaban a prostituirse.

Para mantenerlas bajo su férreo control, los proxenetas sometían a las mujeres a todo tipo de torturas tras obligarlas a ejercer jornadas de trabajo maratonianas. Así, algunas de sus víctimas relataron ante el tribunal como fueron obligadas a abortar en varias ocasiones; como las drogaban y pegaban casi a diario o como incluso les llegaron a hacer comerse el dinero logrado en una maratoniana una jornada de trabajo.

Después de varias sesiones del juicio y de haber escuchado las atrocidades narradas por las testigos, buena parte de ellas protegidas y casi la totalidad entre llantos por recordar lo ocurrido, los abogados de los acusados lograron paralizar la sesión por un defecto de forma, ya que en el proceso había dos jueces suplentes, cuando la ley sólo permite que haya uno.

Por este motivo la juez de la sala segunda de la Audiencia Provincial de Oviedo tuvo que anular el juicio y fijar una nueva fecha prevista inicialmente para junio, pero que dado el atasco judicial ha tenido que posponerse hasta este martes.

Los hermanos Sandulache y el resto de los miembros del clan que se sientan en el banquillo de los acusados permanecen en prisión preventiva desde el pasado mes de junio. Ahora la vista se iniciará de nuevo.