Publicado 24/11/2022 18:46

Los trabajadores de Jove replican al consejero que "es cierto que existe una atención de primera y otra de segunda"

Hospital de Jove.
Hospital de Jove. - FUNDACIÓN HOSPITAL DE JOVE


OVIEDO/GIJÓN, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores del hospital de Jove, en Gijón, han trasladado al consejero de Salud, Pablo Fernández, una carta en la que, en respuesta a sus explicaciones en sede parlamentaria, le reprochan que "si ni la Consejería de Salud ni el SESPA tienen competencias en cuanto a lo que se realiza con dinero público en un hospital de distrito con un concierto asignado es, al menos, preocupante" y aseguran, que aunque lo niegue, es cierto que hay una atención de primera y de segunda categoría.

Fernández manifestó el pasado lunes, en respuesta a una pregunta de Podemos, que la negociación salarial de los trabajadores del hospital de Jove es un aspecto que queda fuera del alcance del Sespa y la Consejería de Salud sin competencia alguna para interferir o negociar ni los salarios ni el resto de condiciones laborales de los trabajadores de la Fundación Hospital de Jove.

Recuerdan los profesionales del centro que el Hospital de Jove presta atención a los usuarios del Sistema Nacional de Salud de la zona oeste de Gijón y Carreño (60.000 habitantes), pero "muy a su pesar, entienden que hay unos ciudadanos de primera, que tienen como
hospital de referencia el Hospital Universitario de Cabueñes (HUCAB), que gozan de una ratio profesional/paciente de 4,48, y otros de segunda, que solo tienen acceso a su centro con una
ratio de 2,53".

Y añaden que todo ello sin contar que, con frecuencia, las ausencias de los profesionales no se cubren, lo que diezma aún más la plantilla. "Nos preocupa que usted entienda que la calidad de los cuidados es la misma con tanta diferencia de personal. ¿Acaso quiere decir que el resto de hospitales tienen un exceso de personal? Lo
dudamos. Y sí, señor Consejero: la calidad asistencial no es la misma a pesar del esfuerzo y dedicación de los profesionales del Hospital de Jove", aseguran.

A juicio de la plantilla de Jove, estos datos evidencian que la seguridad del paciente se ve comprometida según los estándares de calidad de los organismos nacionales de referencia y resaltan que en dicho centro es habitual que 34 pacientes sean atendidos por una enfermera y un técnico en cuidados auxiliares de enfermería, o que en el servicio de urgencias hospitalarias haya el mismo personal o menos que en unas urgencias de centro de salud, lo que lleva a la
plantilla del centro a un "agotamiento sin precedentes".

A estas cifras hay que sumar además que las condiciones laborales distan mucho de las de compañeros del resto de hospitales que ofrecen asistencia pública. Para empezar, la Gerencia del Hospital de Jove se niega a cumplir con la subida salarial pactada en el convenio para este año a pesar de haber recibido una partida récord para su ejercicio, al incrementarse un 2,75%.

Añaden que a diferencia de los colegas de la red pública, los complementos por antigüedad solo se cobran desde la firma de un contrato indefinido, lo que hace que trabajadores que llevan muchos años como eventuales sigan con el mismo salario que en sus inicios.

Tampoco tienen complemento de Carrera y Desarrollo, y esto
se refleja en una diferencia de hasta 500 euros mensuales en el salario de algunos profesionales.

"Al tratarse de dinero público y de sanidad pública, entendemos que el Sespa y la Consejería de Salud deberían exigir unas condiciones mínimas. Nosotros, por los usuarios y por los profesionales, seguiremos luchando por la homologación de las condiciones o la integración del centro en la red pública", inciden.

Contador